Desde la temporada 2019, el Gran Premio de Australia no se celebra en la Fórmula 1. La edición de 2020 fue suspendida a última hora en los primeros momentos de la pandemia del coronavirus y en 2021, se canceló el fin de semana de competición en Melbourne pese a haber atrasado en primera instancia al final de la temporada la carrera. Para 2022, con la pandemia del coronavirus en máximos históricos de contagios pero con una letalidad mucho menor que la que se ha vivido en el pasado; los promotores del Gran Premio de Australia confían en que su carrera vuelva a disputarse esta temporada.

Las severas restricciones de entrada de la isla desde el comienzo del coronavirus podría ser un impedimento para que toda la caravana de la Fórmula 1 pudiera entrar al país, sin embargo, los promotores del Gran Premio de Australia ya trabajan con el gobierno para organizar la llegada de la Fórmula 1 a Melbourne y confirman que no tienen en su radar la cancelación de la carrera en 2021 y mucho menos, de realizarla a puertas cerradas.

“Tenemos el compromiso del gobierno de Victoria de que la carrera se llevará a cabo y el de la Fórmula 1 de que vendrán aquí para su tercer Gran Premio. Estamos vendiendo entradas como churros y estamos a 80 días del evento. Así que todo está sucediendo, todo se está preparando y no puedo esperar para recibir a los mejores pilotos del mundo en sus coches nuevos, y en una pista también renovada. Estaremos cerca de la normalidad: vamos a tener todos los coches nuevos en la pista, nuevo entretenimiento y música durante los cuatro días. Existirá la necesidad de que todos estén atentos desde el punto de vista de la seguridad, y que los asistentes estén vacunados con la pauta completa, pero estamos en un parque enorme, predominantemente al aire libre, y queremos realizar ya eventos importantes. Estamos trabajando con el gobierno para asegurarnos de que todo lo que hacemos nos permita tener el máximo posible de público”, comenta Andrew Westacott.

“Ni siquiera estoy contemplando que la carrera se haga a puerta cerrada. Creo que Australia ha superado eso, y creo que Victoria también. Miras las tasas actuales de casos y piensas que estamos más allá de hacer ese tipo de cosas. No ha habido evidencia de ningún acontecimiento en todo el país en el que tengas que recurrir a no tener público. La cancelación ni siquiera está en nuestro radar, ni se ha discutido, mientras que el año pasado y el anterior era la norma. No hay consideración de cancelar en este momento y no creo que la haya”, añade.

N.S