El nuevo monoplaza creado por Adrian Newey no superó el choque frontal delimitado por la FIA y deberán trabajar para revertir la situación.

Sorprendentemente el equipo dominador de la Fórmula 1 y que viene de obtener tres títulos consecutivos con Max Verstappen no superó el crash test de la FIA, pero hay una explicación de por qué sucedió esto.

Según las especulaciones, es concebible que para ganar peso el RB20 tenga un morro más corto o ahuecado, ya que el coche campeón del mundo aún superaba el límite de los 798 kg y Adrian Newey aspira a situarse por debajo con el nuevo diseño de Milton Keynes.

Los trabajos contrarreloj apremian al equipo campeón, que todavía no dio a conocer la fecha de lanzamiento por este motivo, que en primera instancia está situado para que sea el 10 de febrero.
N.S