Así lo anunció la categoria mediante un comunicado debido al temporal que está viviendo la región, provocando la inundación del circuito.

Lo que ayer era un rumor finalmente hoy se confirmó la cancelación del Gran Premio de Emilia Romagna. El fuerte temporal que vive la región hace un mes, provocando el desborde del Río Saterno, que pasa por las inmediaciones del circuito, llevaron a tomar la decisión, sumado a que la zona está bajo alerta roja por fuertes tormentas en su pronóstico extendido.

 

Comunicado de la Fórmula 1:

«La comunidad de la Fórmula 1 quiere enviar sus pensamientos a las personas y comunidades afectadas por los recientes acontecimientos en la región de Emilia Romagna. También queremos rendir homenaje a la labor de los servicios de emergencia que están haciendo todo lo posible para ayudar a los necesitados».

«Tras las conversaciones mantenidas entre la Fórmula 1, el presidente de la FIA, las autoridades competentes, incluidos los ministros pertinentes, el presidente del Automóvil Club de Italia, el presidente de la región de Emilia Romagna, el alcalde de la ciudad y el promotor, se ha tomado la decisión de no seguir adelante con el fin de semana del Gran Premio en Imola».

«La decisión se ha tomado porque no es posible celebrar el evento con seguridad para nuestros aficionados, los equipos y nuestro personal, y es lo correcto y responsable dada la situación a la que se enfrentan las ciudades de la región. No sería correcto presionar aún más a las autoridades locales y a los servicios de emergencia en estos difíciles momentos».

Stefano Domenicali, Director Ejecutivo de la F1, habló de la cancelación de la carrera: «Es una tragedia ver lo que le ha ocurrido a Imola y Emilia Romagna, la ciudad y la región en la que crecí, y mis pensamientos y oraciones están con las víctimas de las inundaciones y las familias y comunidades afectadas.

«Quiero expresar mi gratitud y admiración por los increíbles servicios de emergencia que están trabajando sin descanso para ayudar a quienes lo necesitan y aliviar la situación: son héroes y toda Italia está orgullosa de ellos. La decisión que se ha tomado es la correcta para todos en las comunidades locales y la familia de la F1, ya que necesitamos garantizar la seguridad y no crear una carga adicional para las autoridades mientras se ocupan de esta situación tan horrible».
N.S