El arrecifeño hizo un trabajo fuerte en el ritmo, haciendo simulacro de competencia y trabajaron mucho en la prueba de distintas puestas a punto junto al equipo Juncos Hollinger Racing en Sebring.

Agustín Canapino terminó de manera satisfactoria el último test realizado con el equipo de Ricardo Juncos antes del comienzo de temporada, que será el 5 de marzo. El piloto arrecifeño trabajo mucho en cuanto al ritmo de carrera, haciendo simulacros para probar la exigencia que demanda las competencias de IndyCar.

Además, aprovecharon la jornada para trabajar en distintos elementos en el Dallara#78, trabajando con la altura del auto y variantes en la puesta a punto.

La palabra de Agustín Canapino explicando la prueba realizada en Sebring:

N.S