En el ultimo Gran Premio de Hungría, previo al receso de verano, el equipo inglés sorprendió con un nuevo diseño del alerón, algo que puso en vilo a los equipos y hasta reclamaron que no era legal. Pese a eso, la FIA autorizo el nuevo diseño, para que Aston Martín lo pueda seguir usando en la segunda parte de la temporada.

Aston Martín esta en el ojo de la tormenta, ya que con el nuevo diseño del alerón que estreno en Hungría, muchos equipos pusieron el ojo en el nuevo elemento y aseguraron que no sería legal. Pese a ello, La FIA autorizó el nuevo elemento y se esperan mejoras para el equipo inglés a partir de la segunda mitad de la temporada.

El que se manifestó fue Tom McCullough, director de rendimiento de Aston Martin. “Nos aseguramos de que estuviera bien, porque la intención de las normas está ahí. Hemos podido demostrar, con simulaciones, que no tiene un efecto material en absoluto. Toda la filosofía del coche es muy dominante, la idea del alerón es una característica muy pequeña. Llevamos meses dando vueltas al concepto con el departamento técnico de la FIA desde nuestra interpretación inicial y nuestro entendimiento hasta la aprobación total de la FIA. Entonces llegamos al punto en el que, una vez que habíamos pasado por varios bucles, de un lado a otro, estuvieron de acuerdo en que cumplíamos con el reglamento técnico íntegro”, comentó.

“A continuación decidimos hacerlo, por lo que tardó en llegar a la pista. Una vez que cuentas con la aprobación, se diseña y se fabrica. Después presentas los diseños antes del fin de semana de carreras, y la FIA tiene que asegurarse una vez más de que siguen contentos con ellos, y finalmente lo pones en el coche”, cerró.