Ambos pilotos estuvieron involucrados en una maniobra desafortunada, que dejó a ambos fuera de los puntos.

Vettel y Schumacher se disputaban la novena posición en el ultimo tramo del GP de Miami, con el piloto de Haas acercándose a sus primeros puntos en la F1 y el de Aston Martin camino a su segundo top 10 en la temporada.

Pero en la vuelta 53, los dos alemanes chocaron en la curva 1 cuando Schumacher hizo un intento de adelantamiento mientras Vettel comenzaba a doblar, sin esperar encontrar a su compatriota por el interior.

El choque se produjo después de que Schumacher se fuera ancho en las últimas curvas de la vuelta anterior defendiéndose de Esteban Ocon lo que permitió a Vettel pasar a ambos.

Vettel tras el incidente guardo el auto en boxes, mientras que Schumacher tuvo que entrar a boxes para cambiar la trompa y terminó llegando en el puesto 15.

Posteriormente, Vettel, que es cercano a la familia Schumacher y actúa como una especie de mentor del joven Mick, dijo que el incidente fue «estúpido para los dos», ya que ambos pilotos perdieron un buen resultado.

«Por supuesto, estúpido para los dos. Eso es lo que queda. Lamento que ambos estemos fuera (de los puntos)», aseguró.

«Pensé que tenía la curva y estaba delante, no me lo esperaba. Luego, cuando lo vi, era demasiado tarde. Tendré que volver a mirarlo. Pero es amargo para los dos, por supuesto».

Vettel venia con una excelente remontada, ya que el, como Lance Stroll, iniciaron desde el pitlane debido a un problema de temperatura del combustible en ambos Aston Martin.

Aun así, Vettel cree que «podría haberlo hecho mejor» en algunos momentos clave de la carrera, ya que le resultó más difícil de lo esperado adelantar.

«Fue muy, muy difícil adelantar. Hubiera pensado que sería más fácil», dijo.

«Fui mucho más rápido en la salida y luego perdí un poco de impulso, siempre me pareció un paso demasiado tarde. Por supuesto, nos beneficiamos del coche de seguridad. Creo que hoy podríamos haber acabado al menos octavos».

Por la radio del equipo, Schumacher dijo que pensaba que la curva era suya, pero después de la carrera se tranquilizó un poco una vez que se le pasó la adrenalina.

«La verdad es que no lo sé. Obviamente, es muy difícil ver las cosas por los espejos retrovisores de estos coches», explicó. «Fue una forma muy desafortunada de terminar la carrera hoy».

Cuando se le preguntó si su movimiento era quizás un poco optimista, dijo: «No lo sé. Intenté no ir muy profundo, traté de dejar un poco de espacio, pero claramente estaba demasiado apretado».

Los comisarios de la FIA decidieron no tomar medidas después de revisar el incidente porque consideraron que ninguno fue el principal culpable.
N.S