Los franceses no quieren perder tiempo y ya trabajan en su nuevo motor de Fórmula 1 que estan desarrollando bajo la nueva reglamentación que rige en 2026. Con la congelación de las unidades de potencia desde esta temporada hasta la entrada de la nueva reglamentación en 2026, los motoristas no tienen nada que invertir en desarrollo e innovación con los motores de esta reglamentación, por lo que Renault ya trabaja en su próxima unidad de potencia.

La marca francesa invirtió mucho en mejorar los recursos, métodos de trabajo e instalaciones de su fábrica que se dedican al proyecto de Fórmula 1 y con estas mejoras quieren estar en una mejor posición. La inversión necesaria para desarrollar el motor de 2026 es menor y por ello, ya trabajan para intentar tener tiempo suficiente para desarrollar una gran unidad de potencia para su equipo y los clientes que tengan entonces.

“Siempre hay que invertir, hay que adaptarse, porque sabemos que los temas del reglamento de 2026 se conocen, aunque no sepamos el número exacto de las horas en el banco de potencia. Conocemos los puntos de las reglas, y estamos adaptando nuestras instalaciones con esa nueva tecnología y normativa, pero siempre hay que invertir cuando algo nuevo llega. El motor, los componentes, siempre hay cosas que aprender y tenemos que optimizar la cantidad de horas, por lo que estamos trabajando en ello. Hemos empezado a explorar algunos temas del nuevo reglamento, aunque no esté terminado”, comentó Bruno Famin, máximo responsable del departamento encargado del mismo en Viry-Chatillon.

“Siempre es bueno tener un equipo cliente para tener un punto de referencia con el que comparar. Para hacer más kilometraje en los test de pretemporada, por ejemplo. Seguro que cuantos más hagamos, mayor información tendremos y más interesante será”, comentó.
N.S