Ferrari tuvo inconvenientes con Carlos Sainz durante los test de los neumáticos Pirelli de 2023, ya que el equipo italiano tuvo que abortar las pruebas que se estaban llevando a cabo en Imola.

Con Carlos Sainz al volante del F1-75, los test de los neumáticos de 2023 se vieron interrumpidos, ya que Ferrari se vio obligado a detener la prueba, debido a que  Carlos Sainz reportaba problemas evidentes con la unidad de potencia. Salía humo de la parte trasera, algo que obligó a terminar antes de tiempo estos primeros test con los neumáticos experimentales que Pirelli ha llevado a Imola para comenzar el desarrollo de las gomas de la próxima temporada.

Sin duda, un llamado de atención para el equipo Ferrari que sufrió problemas con la confiabilidad en estas pruebas desarrolladas por Pirelli. Eso sí, lo positivo es que los problemas aparezcan en unos simples test de Pirelli, y no durante un Gran Premio de la categoría reina donde el equipo se juega mucho cada fin de semana, al estar en plena lucha por el campeonato actualmente tras las cuatro primeras carreras.
N.S