Marc Márquez con una nueva caída con su Honda. Es la primera vez que el piloto de Cervera tras el regreso a MotoGP luego de superar la diplopía. Afortunadamente, todo quedo en un gran susto y el de Repsol pudo incluso disputar la clasificación, donde quedo en la novena posición.

No comenzó demasiado bien la tercera tanda para Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), porque en la curva ocho termino por los suelos al lanzarlo por los aires su moto, aunque la pudo recuperar rápido para regresar a su taller y reparar los daños tanto en la moto como en su casco, en el que se le soltó la visera de protección de la vista tras sufrir su sexta caída de la temporada.

Apenas un minuto más tarde, su hermano Alex Márquez (Honda RC 213 V) también se iba por los suelos en la curva cuatro y, como su hermano, sin consecuencias para su integridad física.
Las condiciones del asfalto portugués parecían mejorar pues al contrario de lo que sucedió en Moto3, los pilotos de MotoGP enseguida comenzaron a bajar sus registros, con mención especial para el «ídolo» local Miguel Oliveira (KTM RC 16), que se puso líder al rodar en 1:50.583, 83 milésimas de segundo más rápido que el registro que lograse ayer el piloto de Repsol Honda, para «arañar» algo después unas milésimas más con un 1:50.552.
D.A.C.