Red Bull sabe que tiene que mejorar para poder revalidar el título mundial optenido por Max Verstappen.

Aunque el Red Bull RB18 parece ser rápido en principio, la confiabilidad del auto aún no está a la altura después de que el equipo sufrió dos abandonos del campeón Max Verstappen en dos de tres competencias.

Tanto Max Verstappen como Sergio Pérez se perdieron el final de la carrera de Bahréin a consecuencia de un vacío en el sistema de combustible que hizo que los dos pilotos de  Red Bull abandonaran y perdieran valiosos puntos.

En Yeda, el actual campeón volvió a ganar, mientras que su compañero de equipo mexicano terminó cuarto. Todo parecía ir bien de nuevo con el RB18, pero en Australia una fuga de combustible obligó al neerlandés a su segundo abandono de la temporada. Poco después de la carrera, Helmut Marko, asesor de Red Bull Racing, anunció que el equipo había descubierto la causa.

El directivo de Red Bull informó con mas detalle el problema en Melbourne. «El problema no estaba en la unidad de potencia, sino en el suministro de combustible», dijo Marko . «La línea de combustible estalló bajo alta presión. Honda nos ha dicho que podemos contar con que el problema se solucione antes de la próxima carrera.»

Verstappen era escolta de Charles Leclerc cuando llegó a Melbourne y vio como esta diferencia aumentó debido a la falla en Australia. Actualmente, el piloto de Red Bull ocupa la sexto lugar del campeonato con 25 puntos, mientras que el de Ferrari ya tiene 71.

Si bien al neerlandés le costó asumir esta situación en el pasado, Marko sostiene que ha mejorado considerablemente.
N.S