El francés retorna al WRC con el equipo M-Sport en el rally de Portugal.

El equipo M-Sport ha querido contar con los servicios de Loeb para más pruebas del WRC, teniendo que ajustar la apretada agenda del piloto de 48 años, donde se incluye la Extreme E, el Campeonato del Mundo de Rally. Sumado a lo más recientemente, la confirmación de su participación en el DTM a fin de este mes.

Sin embargo, encontraron una solución para que Loeb vuelva a subirse al Puma en la competencia de Portugal del 20 al 22 de mayo, gracias al apoyo de Ford y Red Bull.

El francés volverá a estar acompañado por su copiloto Isabelle Galmiche, la francesa que tras el triunfo en Montecarlo se convirtió en la primera mujer en subir a lo más alto de un podio del WRC desde que lo hiciera Fabrizia Pons en 1997.

Las espectativas son muchas al ver a Loeb competir contra el nueve veces campeón del WRC, Ogier, sobre el que se espera que continúe su participación a tiempo parcial en el WRC en Portugal. El evento también celebrará los 50 años del mundial con una serie de actividades para rememorar el hito.

«Conducir el Puma es uno de mis recuerdos favoritos de los rallies, ganar Montecarlo después de tanto tiempo fue increíble», dijo Loeb. «El equipo ha trabajado muy bien, con rápidas soluciones a las dificultades a las que nos enfrentamos en el shakedown, lo que nos ha permitido conseguir nuestra 80ª victoria en el rally».

«Desde mi primera prueba con este coche, tuve inmediatamente muy buenas sensaciones y disfruto conduciendo con tanta potencia con el sistema híbrido. Es un gran vehículo, un gran equipo y hemos celebrado juntos un momento increíble», explicó Loeb.

«Portugal era un hueco vacío en mi calendario y es un rally de grava, he competido en esta versión del rally en 2019, así que tengo una base de notas de ritmo de algunas de las etapas», continuó. «Esa fue una de las razones para elegir Portugal, la otra fue que quería hacer un rally de grava; me gusta conducir ahí, así que fue una elección muy directa».

La confirmación del regreso de Loeb hará que M-Sport cuente con cinco Puma Rally1 en territorio luso, y el francés se une a Craig Breen, Gus Greensmith, Adrien Fourmaix y Pierre Louis Loubet, que conducirá la segunda de sus siete pruebas con el equipo este año.
N.S