El equipo austriaco ha conseguido tener un coche realmente rápido en esta temporada 2022 de la Fórmula 1. Sin embargo, la confiabilidad de la unidad de potencia de Honda le esta haciendo pasar un mal trago al equipo austriaco, ya que Max Verstappen abandono en dos de las tres carreras que se han disputado y en el primer Gran Premio de la temporada, en Bahréin, el equipo tuvo un doble abandono.

Sin embargo, pese a que la confiabilidad es actualmente una preocupación importante dentro del equipo Red Bull; Helmut Marko, asesor del equipo, avisa que la confiabilidad no es el único problema que sufre la estructura de las bebidas energéticas y que hay más aspectos que tienen que afrontar para ser lo competitivos que aspiran a ser en una temporada en la que están viendo como poco a poco Ferrari se les está distanciando.

“Hay dos o tres cosas que afectan. Primero, los problemas de fiabilidad, que casi no tuvimos el año pasado, pero la diferencia con Ferrari también fue alarmante en Australia. Simplemente controlaron el ritmo y lo hicieron sin graining. Si Max le pisaba, Leclerc podía reaccionar con facilidad. Nos sorprendió para mal la velocidad de Ferrari. No tenían casi graining y nosotros ya lo tuvimos tras unas vueltas. Ferrari puede encontrar un buen equilibrio con el coche de una forma más sencilla”, comenta Helmut Marko.
N.S