Uno de los momentos destacados del Gran Premio de Arabia Saudí que se celebró el fin de semana pasado fue la intensa lucha que los dos pilotos de Alpine F1 protagonizaron en pista luchando por la posición. Una lucha impropia de dos compañeros de equipo ya que en todo momento pusieron en riesgo los intereses del equipo en pista ya que podían haber sufrido un toque entre ambos y el resultado hubiera sido muy discreto.

Días después de que se protagonizara esta lucha entre Fernando Alonso y Esteban Ocon, el nuevo jefe de equipo de Alpine F1, Otmar Szafnauer, habla sobre la rivalidad que hubo presente en el pasado Gran Premio de Arabia Saudí y da la versión de los hechos,

asegurando que Alpine dará a sus pilotos libertad para competir siempre y cuando haya respeto mutuo. “Estuvo bien, fue limpio. Es lo que los aficionados quieren ver. Les dijimos al principio que les permitiríamos correr.

 Estábamos perdiendo un poco más de tiempo de lo previsto. Eso es en parte debido a las características de la pista y también a que los coches pueden seguirse entre sí más fácilmente ahora. Si pueden seguirse más fácilmente, pueden comenzar a adelantarse unos a otros una vuelta tras otra. Ese es exactamente el tipo de cosas que tenemos que mirar:

¿cuándo les decimos que dejen de adelantarse porque les cuesta tiempo? Es una pista de alta velocidad, los muros están cerca, pero hicieron exactamente lo que hablamos antes de la carrera. Y fue bueno para todos. Si Fernando no hubiera abandonado, habríamos sido sexto y séptimo. Le dimos a los aficionados un poco de espectáculo. Y creo que de eso se trata. Tienes que dejarlos correr”, comenta el nuevo jefe de equipo de Alpine F1.
PDL.