McLaren sigue trabajando en el monoplaza de la temporada 2022 que significará el comienzo de una nueva era en la Fórmula 1 para ellos. El nuevo reglamento técnico que entra en vigor esta temporada hará que los monoplazas cambien por completo en comparación a lo que conocíamos hasta ahora, por lo que muchas estructuras contarán con una gran oportunidad de dar un salto hacia delante notable en la clasificación.

Los de Woking llevan semanas remarcando que se sienten retrasados en comparación a sus rivales directos, por la ausencia de su propio túnel de viento. Ahora, Zak Brown, director ejecutivo de McLaren, destaca también que prevén que Mercedes no les favorecerá en 2022,ya que la nueva unidad de potencia que están desarrollando para este año estará adaptado para su propio monoplaza y no para el McLaren, algo que obligará al equipo de Woking a tener que adaptarse a lo que le facilite el fabricante alemán.

“Somos un equipo cliente y tendremos una gran desventaja, Mercedes hará un motor que se adapte a sus necesidades en el monoplaza y nosotros nos tendremos que adaptar a lo que recibamos. Los equipos motoristas tendrán una gran ventaja este año”, comenta Zak Brown en recientes declaraciones.

N.S