La posible llegada de Jean Todt a la Scuderia Ferrari tras abandonar la presidencia de la Federación Internacional de Automovilismo para luego finalmente no concretar esa posibilidad una semanas después, ha creado una serie de tensiones y problemas dentro de la directiva de la Scuderia Ferrari que podrían afectar de cara al futuro del equipo en la Fórmula 1.

Y es que Mattia Binotto, jefe de equipo y director técnico del equipo, ha estado trabajando enormemente durante meses para hacer realidad la vuelta de Jean Todt al equipo como asesor de la estructura. Recordemos que el ex-presidente de la FIA fue jefe de equipo de la Scuderia Ferrari durante la era dorada del equipo con Michael Schumacher, por lo que Mattia Binotto, presente también en esa era dorada, veía necesaria la llegada del francés. Sin embargo, John Elkann, director ejecutivo de Ferrari, rechazó contundentemente esta idea y anunció públicamente que la vuelta de Jean Todt a la Scuderia Ferrari no se iba a llevar a cabo, haciendo nulo  el esfuerzo que había realizado Mattia Binotto.

Esto ha provocado que las tensiones entre ambos hayan crecido y se sospecha que este acercamiento de Mattia Binotto a Jean Todt haya enfriado el vínculo con John Elkann, que, en teoría, ya buscó reemplazar a Mattia Binotto al contactar sin éxito con Christian Horner y con Andreas Seidl. Además, aseguran que el director ejecutivo de Ferrari tiene en el punto de mira a un Mattia Binotto que podría ver su futuro afectado dentro del equipo si el monoplaza de 2022 no consigue ser competitivo.

N.S