El equipo de Fórmula 1 de Haas tiene como objetivo pasar las pruebas de choque para su auto 2022 este mes, ya que regresa a un proceso de construcción normal para el próximo año.

Antes de esta temporada, el equipo estadounidense terminó de ensamblar su coche en Bahrein antes del inicio de las pruebas de pretemporada, ya que el chasis prácticamente no se modificó desde 2020. Pero con una revisión de las reglas para la próxima temporada, lo que significa que los equipos tendrán autos completamente nuevos, Haas terminará de ensamblarlos en la fábrica de Dallara en Italia antes de volar a Barcelona para la primera de dos pruebas.

El director del equipo Haas, Gunther Steiner, tiene la esperanza de que todas las pruebas de choque obligatorias se realicen antes del final de esta semana y comentó que la prueba de choque final estaba programada para justo antes de Navidad. «Hemos hecho una prueba de choque preliminar porque no se completa el chasis de inmediato. Tú haces una parte de eso. Ojalá lo pasemos, ése es el objetivo. Y no, el coche se ensamblará antes [de la primera prueba] y este año lo volveremos a ensamblar en Italia, como lo hicimos antes», explicó.

«No hicimos eso el año pasado porque era un auto existente. Fue el vehículo de 2020 que acabamos de reconstruir lo que cambió algunos caminos, pero lo vamos a montar de nuevo en Italia, porque todos los técnicos están allí y muchas de las piezas están hechas por Dallara. Así que es mejor estar en sus instalaciones cuando montamos el primer coche, y luego desde allí lo llevamos a España [para la prueba]», añadió Steiner.

Haas decidió no desarrollar su auto durante la temporada 2021 y, en cambio, se centró en el monoplaza del próximo año con la esperanza de comenzar a funcionar cuando entren en juego las nuevas regulaciones. Ese enfoque significó que el equipo pasó toda la temporada en el fondo de la grilla, siendo el único equipo que no anotó ningún punto en 2021.

Steiner admite, sin embargo, que el enfoque de Haas no puede ocultar el hecho de que el equipo es el más pequeño de la categoría y que no se puede esperar que logre un gran progreso. «Creo que seguiremos siendo los más débiles, que está tratando de superar su peso, porque nuestra estructura es exactamente la misma que en el ’18, ’19», remarcó.

«Cambiamos un poco en lugar de utilizar a la gente de Dallara, ahora tenemos nuestra propia gente y algunas de las personas de Ferrari, que fueron trasladadas de allí, debido al límite presupuestario. Pero seguimos siendo el equipo más pequeño. Creo que la gente es inteligente, y la producción, obviamente, somos los más pequeños con mucho, así que creo que seguimos siendo el equipo que éramos en 2018. Y queremos volver al ’16, ’17, ’18, ’19, como quieras llamarlo. Todavía queremos que se nos conozca por ser eso», finalizó Steiner.

S.B