Lautaro de la Iglesia tendrá su segunda experiencia sobre un auto de Turismo Nacional Clase 3 el próximo fin de semana, cuando debutará como piloto titular en el Gran Premio Coronación a realizarse en el Circuito San Juan Villicum, donde el neuquino protagonizó hace siete días una emotiva definición de la competencia final del TC Pista junto con Kevin Candela, finalmente campeón de la divisional.

El 12 de noviembre de 2017, de la Iglesia fue uno de los pilotos invitados en la competencia realizada en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, ocupando el 14º lugar de la prueba ganada por Facundo Ardusso. En esa ocasión, compartió la conducción de un Volkswagen Vento atendido por el UR Racing con Santiago Álvarez. «Gracias a Claudio Bonadeo llegué al equipo Martos Competición tras confirmarse la disponibilidad de un auto para esta competencia. Esta oportunidad la esperaba hace tiempo, pues mi deseo es poder hacer dos categorías el año que viene. Eran reiteradas las charlas en el último tiempo con Claudio Bonadeo en torno a mi posible incorporación al Turismo Nacional y felizmente se dio para esta competencia», expresó al respecto.

La del fin de semana será más que una carrera para de la Iglesia, pues de un buen resultado final dependerá un posible 2022 en la Clase 3, a tiempo completo. «Me interesó la propuesta, definimos sobre la noche del martes y este fin de semana regresaré a la Clase 3 aunque debutando como piloto titular. Al día de hoy pienso en la carrera del domingo, no pudiendo aun proyectar un próximo año en el Turismo Nacional más allá del deseo que tengo en poder hacer dos categorías. Apuesto a un buen resultado para fortalecer un proyecto deportivo con mayor actividad en el próximo año», afirmó quien tendrá el 94 en sus laterales.

S.B