Lewis Hamilton se impuso en un GP de Arabia Saudita repleto de alternativas, entre ellas un toque entre el de Mercedes y Max Verstappen, quien finalizó segundo. Ambos irán a la carrera final en Abu Dhabi igualados en puntos.

La carrera comenzó como Hamilton y Mercedes deseaban, con una buena salida del británico desde el primer puesto seguido de Bottas para mantener los dos primeros lugares ganados el sábado en la sesión de clasificación.

Verstappen no pudo hacer mucho en esos primeros metros desde el tercer lugar, mientras que Pérez arrancó mejor que Leclerc y llegó a ponerse adelante en el camino a la primera curva, pero el mexicano debió bloquear para evitar un contacto con Verstappen y el de Ferrari logró mantener el cuarto puesto.

Las diez primeras vueltas transcurrieron en calma en los primeros puestos, con Hamilton liderando cómodamente sobre Bottas y Verstappen, pero un fuerte accidente de Mick Schumacher en la curva 22 causó grandes daños a su Haas y motivó el ingreso del coche de seguridad.

Mercedes decidió llamar a los pits en ese momento a sus dos pilotos para cambiar de neumáticos medios a duros e ir hasta el final de la carrera, pero Red Bull Racing dejó afuera a Verstappen para que el neerlandés tome el liderato, algo que terminaría siendo crucial para el desarrollo de la carrera cuando en la vuelta 13 dirección de carrera decidió sacar la bandera roja para permitir que se trabaje en reparar las barreras Tecpro en la zona del accidente.

De esta manera Verstappen pudo acceder a un cambio de neumáticos sin perder tiempo ni posiciones, algo que está permitido bajo el reglamento, aunque eso no impidió la bronca de Hamilton.

La carrera fue reiniciada con partida detenida pero Verstappen no movió bien y fue adelantado por Hamilton en el camino a la primera curva, donde el neerlandés fue por fuera de la pista para mantener la primera posición, a la vez que Hamilton fue superado por un Esteban Ocon que había salido muy bien desde el cuarto puesto, lugar al que accedió al ser de los pocos que no pasó por pits durante el coche de seguridad.

Más atrás en el ordenamiento Pérez, en el octavo lugar para el reinicio al haberse detenido en boxes, fue tocado por Leclerc y el mexicano hizo un trompo antes de golpear el muro y ocasionó que más atrás se produjera un choque entre George Russell y Nikita Mazepin.

Esta vez la bandera roja apareció inmediatamente para detener nuevamente la carrera y retirar los coches accidentados, entre ellos el de Pérez, y mientras se trabajaba para dejar la pista nuevamente en condiciones, Dirección de Carrera le dio la opción a Red Bull y a Mercedes de que Verstappen se coloque detrás de Hamilton para el relanzamiento, dejando a Ocon primero.

Así, para la que sería la tercera largada de la carrera, Verstappen eligió los neumáticos medios mientras que Hamilton y Ocon se mantuvieron en los duros, lo que le dio al neerlandés un mejor agarre para la salida y la aprovechó en gran forma.

Verstappen movió mejor y logró meterse por dentro entre Hamilton y el muro en la llegada a la primera curva para colocarse segundo y luego adelantaría a Ocon para tomar la primera posición de la carrera nuevamente.

Hamilton, por su parte, superaría a Ocon una vuelta más tarde para volver al segundo lugar y comenzar su persecución sobre Verstappen, pero un incidente en la vuelta 24 entre Yuki Tsunoda y Sebastian Vettel volvía a frenar la acción con un Virtual Safety Car esta vez para retirar escombros que habían quedado en la pista.

En la vuelta 28 Vettel fue parte de otro incidente, esta vez por parte de un Kimi Raikkonen que pareció luchar un poco por demás, y ambos hicieron contacto, lo que generó nuevamente la intervención un breve Virtual Safety Car para dejar el circuito en condiciones.

Sin embargo, luego desde Dirección de Carera notaron que había aún más escombros en diferentes sectores, por lo que apareció un tercer VSC, esta vez más extenso, permitiendo el regreso de la bandera verde en la vuelta 33.

Parecía que finalmente Verstappen y Hamilton podrían dirimir su duelo en Yeda sin interrupciones, pero el VSC regresó por apenas unos segundos para retirar otro elemento que había sobre la pista.

Esa neutralización llegó en un momento en que Hamilton estaba a menos de un segundo de Verstappen y cuando pudieron acelerar nuevamente el británico se mantuvo en rango de DRS y llegó a ponerse al mismo nivel de su rival en la llegada a la primera curva, pero el de Red Bull se mantuvo al frente forzando a los dos a ir por fuera de la pista.

Momentos después Red Bull ordenó a Verstappen que le dejara la posición a Hamilton por considerar que había ganado una ventaja, pero al hacerlo se generó un contacto entre ambos que dañó ligeramente el alerón delantero del siete veces campeón.

En medio de la confusión, Verstappen continuó al frente unas vueltas más y luego dejó pasar a Hamilton en la llegada a la última curva pero lo adelantó nuevamente al instante para volver al primer puesto, justo cuando los comisarios le aplicaron una sanción de cinco segundos por el incidente anterior en la primera curva.

Ya en la vuelta 43 Hamilton sin problemas a Verstappen, quien comenzó a sufrir con el desgaste de los neumáticos y terminaría perdiendo 11s825 con Hamilton al momento de la bandera a cuadros.

La victoria de Hamilton, junto con el récord de vuelta de la carrera, dejó al de Mercedes igualado con Verstappen en 369.5 puntos cada uno de cara a la última carrera de la temporada, el Gran Premio de Abu Dhabi, que tendrá lugar el próximo fin de semana.

Detrás de Hamilton y Verstappen, la tercera posición quedó en poder de Bottas por apenas una décima al adelantar a Ocon sobre la línea de llegada, mientras que Ricciardo y Gasly completaron los seis primeros puestos.

Más atrás finalizaron los Ferrari de Leclerc y Carlos Sainz, seguidos de Antonio Giovinazzi y Lando Norris.

Final F1 – GP de Arabia Saudita

S.B