Nicolás Trosset confirmó que este fin de semana, en el Circuito San Juan Villicum, contará con la atención de la familia Bonelli en el motor. «Con buenas expectativas, con el compromiso y trabajo de siempre. Tuvimos un cambio para esta carrera en la parte motriz, así que agradecido a Pope Bonelli y Nico Bonelli. A tratar de cerrar bien el año y planificar lo que viene», le contó el arrecifeño a Pole Position.

«Se rompió el motor en Viedma y eso ocasionó que tengamos que salir a alquilar. Se usó por una carrera el motor de Rody (Agut) y ahora se buscó el camino de la familia Bonelli. Les agradezco, se estuvo trabajando y vamos con buenas expectativas», completó el piloto de la Escudería G129.

S.B