El Gran Premio de la Comunidad Valenciana será el último de Valentino Rossi en MotoGP. A sus 42 años, atrás quedarán 26 temporadas en el Mundial que lo vio ganar 115 carreras y proclamarse campeón del mundo en nueve ocasiones.

Desde que anunció su retiro el pasado 5 de agosto en Austria, el #46 se fue haciendo a la idea de lo que vendrá a partir de ahora. Rossi ya prepara su desembarco en las carreras de autos y en el horizonte aparece su primera paternidad en los próximos meses.

El italiano reconoció que no sabe si está preparado para lo que vendrá a partir de este domingo por la tarde, cuando finalice su última carrera como piloto de motos, pero antes afirma tomárselo con tranquilidad. «Valencia es siempre un fin de semana especial y puede ser una carrera difícil en diferentes aspectos, sobre todo porque siempre es la última prueba del año, salvo el año pasado, cuando terminamos en Portugal. Sin embargo, es un lugar donde he pasado muy buenos momentos. Espero que tengamos buen tiempo para poder centrarnos en terminar la última carrera entre los 15 primeros y sumar algunos puntos más», comentó Rossi en el comunicado previo del Petronas Yamaha.

«Aunque será mi última carrera en MotoGP, me siento normal y creo que eso está bien, sobre todo porque ésta fue una temporada muy larga. Quizá los días posteriores al fin de semana sean diferentes este año, pero ya veremos. Espero tener la oportunidad de decir ‘ciao’ a mis fans de una buena manera y darles las gracias por el apoyo», finalizó Rossi.

S.B