Fernando Alonso se vio obligado a abandonar en el pasado Gran Premio de Estados Unidos en una carrera en la que fue de menos a más hasta conseguir entrar en una zona de puntos que parecía inviable viendo el ritmo del Alpine y que salía desde las últimas posiciones tras cambiar la unidad de potencia de su auto. Sin embargo, llegó a ese top-10 pero un problema que lo obligó abandonar a pocas vueltas del final.

Los numerosos baches del circuito de Austin hicieron que el alerón trasero del Alpine de Fernando Alonso no aguanto y termino rompiéndose, un problema que preocupa mucho dentro del equipo ya que es un problema importante en el auto que los obligó a abandonar. Por este inconveniente,  el equipo francés  tomo medidas urgentes para que estos problemas de Fernando Alonso no vuelvan a repetirse en el futuro.

“Fue la primera vez en más de dos años en la que ninguno de nuestros dos coches vio la bandera a cuadros. Estamos investigando el problema de Fernando con el alerón trasero y tomaremos medidas para que no se vuelva a repetir esta temporada. Hubiese sido un gran logro haber acabado en la  zona de puntos después de salir desde el fondo de la grilla, la carrera de Esteban quedó comprometida por los daños que tuvo, y y no pudo recuperarse».

«Hemos revisado el coche y todo está bien para México. En general, no fuimos lo suficientemente competitivos en Austin y desde entonces, hemos trabajado duro para entender mejor nuestros problemas. Aprendimos cosas interesantes para este tramo final de año”, comento el director ejecutivo de Alpine, Marcin Budkowski.
AC.F1