Sebastian Vettel comenzará el Gran Premio de Estados Unidos con el paso cambiado, luego de revelar que Aston Martin planea equiparlo con un nuevo motor para el evento en el Circuito de las Américas.

Antes de la carrera se le preguntó al ganador del Gran Premio de Estados Unidos 2013 cómo esperaba que fuera su fin de semana, y el cuatro veces campeón eligió revelar la modificación de la unidad de potencia planeada para su Aston Martin AMR21. «Creo que nos dirigimos a, digamos, un fin de semana difícil», reconoció el alemán.

«Estamos cambiando el motor y por eso tendremos una penalización. Pero creo que veremos qué podemos hacer desde donde comenzamos. Sin embargo, de cara al futuro, creo que podemos ser fuertes aquí. Qué fuerte, ya veremos», amplió el cuatro veces campeón del mundo.

Vettel no entró en detalles sobre qué elementos de la unidad de potencia cambiaría, pero tomar un cuarto motor de combustión interna Mercedes provocaría una caída de la grilla de 10 lugares, mientras que la misma penalización se impondría nuevamente por cada infracción posterior en caso de que el alemán tome un cuarto turbocompresor, MGU-H o MGU-K, o un tercer acumulador de energía o unidad electrónica de control.

A pesar de eso, Vettel mantuvo la esperanza de poder «volver a la mezcla» en una pista de Austin donde es posible adelantar -el piloto alemán no ha sumado puntos ahora desde el Gran Premio de Bélgica en agosto- y agregó que el Circuito de las Américas es una de sus pistas modernas favoritas en F1. «Sí, puedes (adelantar), así que creo que es un buen lugar para hacer (el cambio de motor) y espero que tengamos una tarde de domingo entretenida y volvamos a la mezcla», remarcó.

«Esta pista definitivamente es agradable de conducir. El primer tramo con la colina, subes y luego tienes las eses rápidas. Es una buena mezcla, partes lentas, partes rápidas y lo disfrutas; estás feliz después de una vuelta para hacer otra», finalizó Vettel.

S.B