Esapekka Lappi regresará a Toyota Gazoo Racing para el Campeonato del Mundo de Rallyes FIA 2022 para compartir un nuevo auto GR Yaris WRC Rally1 de la era híbrida con Sébastien Ogier.

Ogier, que actualmente persigue su octavo título mundial en nueve años, anunció previamente que se alejaría de un programa de tiempo completo el próximo año y competiría en rondas seleccionadas. Se pronosticó ampliamente que Lappi ocuparía el asiento en las citas que el francés omita.

Lappi, que manejó un Yaris World Rally Car con entrada privada al cuarto lugar en el Rally de Finlandia del fin de semana pasado, logró su única victoria en el WRC con Toyota en 2017. El finlandés se fue después de la campaña 2018 para unirse a Citroën Racing y luego a M-Sport Ford.

Julien Ingrassia, quien ha copilotado a Ogier desde el inicio de su carrera en 2006, se retirará al final de esta temporada. Será reemplazado por Benjamin Veillas, que trabajó de cerca con Ogier en las pruebas y en su equipo de notas de seguridad.

Como era de esperar, Elfyn Evans y Kalle Rovanperä firmaron nuevos contratos después de dos años con el fabricante japonés y disputarán las 13 fechas del calendario. A su vez, Toyota aún no determinó en qué eventos participará Ogier.

Los cuatro pilotos han ganado previamente rallyes para el equipo y el director del equipo, Jari-Matti Latvala, cree que Lappi puede aumentar su cuenta. «Demostró con nosotros antes que puede ganar y desde entonces creo que ha estado creciendo mucho. Su motivación es muy alta y demostró su velocidad en su regreso el fin de semana pasado. Es el piloto perfecto para compartir asiento con Séb, para ayudarnos en el campeonato, pero también para luchar por las victorias», remarcó Latvala.

Lappi fue asistido por mecánicos e ingenieros de TGR el fin de semana pasado y admitió que regresar al equipo fue un movimiento natural. «Se siente como si estuviera volviendo a casa. Tengo muy buenos recuerdos del pasado y fue muy agradable volver a trabajar con la gente del equipo en el Rallye de Finlandia. Tan pronto como volví al Yaris WRC, sentí de nuevo que este era mi auto. Por supuesto, para el año que viene tendremos un coche nuevo y, aunque todavía no lo he conducido, parece que será muy diferente con la nueva normativa. Pero será interesante ser parte de él y estoy muy emocionado por el futuro», sostuvo el finlandés.

La decisión de Ogier de dar un paso atrás se centró en pasar más tiempo con su familia, pero espera hacer de forma parcial lo que le encanta. «El calendario de eventos aún no está claro, pero haré todo lo posible para ayudar al equipo en el campeonato de constructores y desarrollar el auto. Estoy emocionado de ver lo que esta nueva generación de autos aporta al deporte y sé que el equipo se está esforzando mucho», aseguró el francés.

Latvala señaló que la consistencia brindada por mantener a Evans, que está luchando por el título de 2021 con Ogier, y a Rovanperä, que se convirtió en el ganador más joven de la historia del WRC en Estonia en julio, sería importante para que el equipo luche tanto por los pilotos como por títulos de los fabricantes.

«Elfyn es un piloto muy consistente, siempre ayudando a conseguir los puntos para el equipo hacia el campeonato, pero como demostró con su victoria en el Rally de Finlandia, también es absolutamente uno de los pilotos más rápidos y definitivamente uno de los aspirantes a ganar el título. Hemos visto actuaciones realmente fantásticas de Kalle este año. Se está desarrollando todo el tiempo y, a medida que gana más y más experiencia, también puede convertirse en un fuerte aspirante a campeonatos», concluyó Latvala.

S.B