Carlos Sainz comenzará el Gran Premio de Turquía de este fin de semana desde el fondo de la grilla, después de recibir el nuevo sistema híbrido que su compañero de equipo, Charles Leclerc, probó en la carrera anterior en Sochi.

Leclerc admitió estar satisfecho con el aumento en el rendimiento del nuevo sistema híbrido cuando lo probó en el Gran Premio de Rusia, con Leclerc subiendo rápidamente el orden en la carrera desde su 19ª posición de salida, sólo para ser víctima de las caóticas condiciones en las vueltas finales y terminar fuera de los puntos en el 15º puesto.

Pero antes del regreso de la F1 al Istanbul Park, Ferrari confirmó que ambos autos ahora ejecutarían el nuevo sistema, con Sainz, quien sumó su tercer podio de la temporada en Sochi, listo para recibir una unidad de potencia completamente nueva, incluido el sistema híbrido mejorado.

«Como fue el caso de Charles Leclerc en Rusia, en Turquía Carlos Sainz tomará una unidad de potencia completamente nueva equipada con el nuevo sistema híbrido. Por lo tanto, partirá desde la parte trasera de la grilla con el objetivo de escalar en el orden para intentar sumar algunos puntos», expresó la escudería italiana a través de un comunicado.

Mientras tanto, Ferrari también confirmó que el director del equipo, Mattia Binotto, no estaría en Estambul, sino que trabajaría en «la fábrica de Maranello para centrarse en el desarrollo del coche del próximo año», según el comunicado, que prosigue: «Por supuesto que seguirá todas las sesiones y la carrera desde el Remote Garage, con un enlace permanente al equipo en Istanbul Park».

S.B