Craig Breen y su copiloto Paul Nagle llevarán a M-Sport Ford a la era híbrida del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA en 2022 después de firmar un contrato de dos años con el equipo con sede en Gran Bretaña.

El acuerdo marca el paso más grande en la carrera de Breen, ya que manejará el nuevo Ford Puma WRC Rally1 en las 13 fechas del próximo año, la primera vez que el irlandés recibe una campaña completa del WRC después de programas parciales con Hyundai y Citroën en temporadas recientes.

El piloto de 31 años está en la mejor forma de su vida, consiguiendo podios consecutivos en Estonia, Bélgica y, el fin de semana pasado, en Finlandia con un Hyundai i20 World Rally Car. Se encuentra sexto en la clasificación de pilotos a pesar de afrontar sólo la mitad de las 10 rondas.

Breen probó el Puma en tierra en Gran Bretaña hace unas semanas y tendrá una prueba más larga tanto en grava como en asfalto en España a finales de este mes. «Estuve trabajando para conseguir un asiento a tiempo completo en el Campeonato del Mundo de Rallyes desde que era un niño, así que esta era una oportunidad que no podía rechazar», aseguró.

«Ha sido un largo camino para nosotros en el Campeonato del Mundo de Rallyes con muchos giros y vueltas, pero ahora nos han dado un boleto de oro para conducir por la marca más prestigiosa del automovilismo y luchar por el Campeonato del Mundo de Rally», añadió el irlandés.

Breen, quien ganó la Academia WRC 2011 en un Fiesta R2 construido por M-Sport antes de obtener la corona Super 2000 al año siguiente en un Fiesta S2000, reconoció que Ford siempre había estado cerca de su corazón. «Me encantan los rallies, todos los matices del deporte, pero especialmente la historia. Agregar mi nombre a la lista de pilotos que han conducido para Ford es un poco surrealista, pilotos como Ari Vatanen, Hannu Mikkola, Colin McRae y Carlos Sainz. Tener mi nombre grabado en los libros de historia además de estos grandes es un gran privilegio», remarcó.

No hubo noticias de los compañeros de equipo de Breen, aunque los pilotos actuales Adrien Fourmaux y Gus Greensmith están predispuestos a quedarse con el equipo.

El director gerente de M-Sport, Malcolm Wilson, comentó que había seguido el desarrollo de Breen durante más de 10 años. «Sus actuaciones esta temporada no han pasado desapercibidas, entregando fantásticos resultados consistentes con sólo un programa parcial del WRC. Tenemos un auto fantástico en el Puma y no tengo ninguna duda de que Craig y el Puma lograrán el éxito del equipo en las próximas temporadas», indicó.

El director del equipo, Richard Millener, conoce a Breen desde su primer rally en un auto M-Sport. «Lo conocí cada vez más cuando competía en el campeonato ST y yo era el coordinador del campeonato. A menudo bromeamos sobre cómo ambos hemos progresado en nuestras carreras y dónde nos encontramos ahora, pero será un placer y un honor vincularnos nuevamente con él para ver lo que podemos lograr al más alto nivel del deporte, por el las próximas dos temporadas, en la era más emocionante para el WRC en mucho tiempo», explicó.

Breen ayudó a Hyundai Motorsport a levantar títulos consecutivos de fabricantes en 2019 y 2020, y el director del equipo, Andrea Adamo, dijo que él y Nagle habían sido ‘jugadores de equipo valiosos’ durante tres temporadas con el fabricante coreano. «Son dos personas totalmente enfocadas y forman una potente asociación profesional. Siempre han estado ahí para nosotros cuando los necesitamos y les deseamos todo lo mejor para el futuro», comentó.

S.B