El último dominó de la «Silly Season» de la F1 sitúa a Alex Albon en Williams para 2022 y a Nyck de Vries en el segundo asiento de Alfa Romeo, junto con Valtteri Bottas. Por ende, Antonio Giovinazzi se iría de la F1 junto con Kimi Räikkönen al término de la vigente temporada, ya que el italiano pasaría a formar parte de los planes de Ferrari para Le Mans con su Hypercar.

Hasta ahora se daba por hecho que Räikkönen iba a anunciar su retiro de la F1, algo que sucedió el miércoles. De esta manera, el finlandés le dejaría a su compatriota Bottas su asiento de Alfa Romeo, y así George Russell podría ir a Mercedes.

Lo último es que Giovinazzi también diría adiós a la categoría reina en diciembre. Según adelanta RaceFans, Alfa Romeo dejará de contar con el italiano para crear un hueco para de Vries, campeón de la F2 en 2019 y de la Fórmula E en 2021, al lado de Bottas.

La sorpresa es que de Vries, antes de McLaren, defiende los colores de Mercedes en Fórmula E, pero cabe recordar la buena relación entre el jefe de Alfa, Fred Vasseur, y el director de Mercedes, Toto Wolff.

La mayor duda que surge es por qué De Vries no va en camino a Williams, puesto que es un equipo con estrechísimos lazos con Wolff y Mercedes. En cambio, ese siento lo ocuparía Albon, piloto de Red Bull, en uno movimiento inesperado.

Cabe recordar que el jefe de Williams, Jost Capito, mantiene buena relación con la marca de bebidas energéticas desde que dirigía el proyecto de Volkswagen en el Mundial de Rally.

S.B