Tras salir campeón de la Fórmula 2 la pasada temporada, Mick Schumacher conseguía por fin su oportunidad de debutar en la Fórmula 1. El alemán, con el apoyo de la Ferrari Driver Academy, conseguía uno de los asiento de Haas F1 para la temporada 2021, sin embargo, la situación  que encontro en la estructura norteamericana fue muy diferente a lo esperado, ya que el VF-21 es actualmente el peor auto de la F1.

El hijo del siete veces campeón del mundo habla abiertamente de su primera temporada como piloto de Fórmula 1 y asegura que todavía le queda mucho por aprender. Este año  cometio ciertos errores que fueron muy  criticados por el equipo Haas F1, sin embargo, Mick Schumacher cree que la única forma de aprender es a base de errores y levantándose de ellos.

“Personalmente, siento que ha sido bastante positivo. Creo que he mejorado constantemente y he aprendido con cada Gran Premio. Obviamente, los pasos, en algún momento, se vuelven más pequeños porque aprendes la mayoría de las cosas al principio y luego, básicamente, es un ajuste más fino. Así que definitivamente siento que todavía estoy en una curva de aprendizaje muy, muy empinada, no solo en la pista, sino también fuera de los circuitos. Siento que cada día me siento más cómodo en general y eso es realmente bueno y positivo. Y especialmente con el trabajo que hemos estado haciendo con el equipo, realmente creo que vamos en la dirección correcta”, comento Mick Schumacher.