Cuando llegaba el fin del primer día de actividad en el Autódromo Ciudad de Concordia, Sebastián Pérez y su equipo decidían poner punto final de manera anticipada a su participación en esa competencia ante la inusual rotura de dos motores en su Chevrolet Onix, que tornó imposible la continuidad en la sexta competencia del campeonato de la Clase 2 del Turismo Nacional.

Desde ese momento, comenzó el trabajo contra reloj para integrar el listado de inscriptos en Concepción del Uruguay, pero lamentablemente los problemas se reiteraron, y la ausencia fue inevitable. Días antes de la competencia, en una medición y control de potencia de motor, una nueva rotura sorprendió al equipo bahiense, que encontró la solución a la problemática en las últimas semanas, situación que renueva la expectativa y confirma la presencia del ganador de la fecha en Bahía Blanca en la próxima cita del calendario, a disputarse entre los días 27, 28 y 29 de agosto, en el Autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario.

«Luego de analizar las roturas en Concordia y la previa a la carrera de Concepción del Uruguay, donde lamentablemente no pudimos competir, encontramos el inconveniente en el motor por lo que estaremos presentes en Rosario. Previo a ello será necesario realizar una prueba para comprobar el correcto funcionamiento del motor y dejar todo en condiciones para la carrera. Lamento mucho lo ocurrido, en un año donde comenzamos ganando y teníamos grandes expectativas de disputar las principales posiciones del campeonato», reconoció Pérez al respecto.

«Ya tenemos un motor en condiciones; estamos esperando los elementos para terminar de armar el segundo de los impulsores. Fueron semanas duras, de mucho trabajo, pero con el firme propósito de regresar al Turismo Nacional en Rosario», agregó quien se ubica en la 14ª posición del campeonato Argentino, sumando 83 puntos hasta el momento.

S.B