La mitad del campeonato del Top Race en todas sus divisionales marcará un punto importante de inflexión. No sólo para la lucha de los distintos certámenes, sino también para los equipos que van afirmándose en la lucha por ser protagonistas en los diferentes torneos.

En este punto, Fabricio y Ariel Persia empiezan a vivir una etapa diferente dentro de sus carreras deportivas. Los hermanos sanjuaninos habían anticipado su proyecto de contar con los autos en su ciudad natal, armando su propio equipo, en una idea que se fue gestando desde principio de año.

Desde aquellos días se trabajó intensamente para concretar lo que a partir de ahora es una realidad. «Estamos muy contentos con este proyecto del equipo propio. Necesitábamos un cambio y va a ser muy bueno tener los autos en San Juan. Para nosotros seguramente será positivo tener las dos unidades en el taller para poder trabajar intensamente en los detalles», explicó Fabricio Persia, quien se afirma como uno de los animadores del campeonato argentino 2021 de Top Race V6.

«Recibimos las dos unidades y de manera inmediata nos pusimos a trabajar. Se desarmaron íntegramente los autos y empezamos a realizar un repaso minucioso de frenos, diferencial, cardan, amortiguadores y se pintaron por completo», destacó el sanjuanino sobre los primeros trabajos que se realizaron sobre las unidades que se encuentran en el taller.

Las expectativas son muchas y grandes en función de concretar una buena temporada, no sólo para Fabricio sino también para Ariel, quien es otro de los candidatos al título en el Top Race Series. «»sto nos genera muchas ganas y esperanzas de encontrar nuevamente el rumbo con el potencial del auto. En lo personal tengo que trabajar mucho en el ritmo de nuestro auto ya que en las últimas competencias tuvimos un serio problema en ese sentido con mí auto,» continuó Fabricio.

De cara al futuro y con la mirada puesta en la próxima cita que será la sexta fecha del torneo, a los hermanos Persia les espera un largo camino por recorrer. «En la última competencia penamos mucho con el ritmo. Comenzamos muy bien, pero con el paso de las vueltas no pudimos sostener el ritmo y ese es un punto fundamental para recuperar el potencial que mostramos en las primeras fechas del certamen», reconoció Fabricio.

Esta nueva etapa demandará un tiempo de adaptación de todos los componentes del equipo. El esfuerzo y el sacrificio serán los pilares fundamentales para alcanzar los objetivos a corto plazo y para ello están trabajando tanto Ariel como Fabricio. «Para la próxima fecha esperamos poder adaptarnos rápidamente al auto con estas modificaciones. Sin dudas, el vehículo tendrá un comportamiento diferente y vamos a tener que entenderlo rápidamente», sostuvo el sanjuanino.

Sin dudas, este ha sido un anhelo muy importante que venían sosteniendo los hermanos Persia. Hoy ya es una realidad y los desafíos que deberán enfrentar son muchos, pero ellos están dispuestos a vivir con toda la pasión cada uno de los momentos que se acercan. «Lo mejor es que de ahora en adelante vamos con el equipo propio. Esta será una experiencia muy linda junto a mi hermano. Tenemos muchas esperanzas de poder funcionar bien y poder lograr buenos resultados», completó Fabricio Persia.

S.B