La Scuderia Ferrari protagonizo una jornada de entrenamientos libres de mayor  a menor

las condiciones del asfalto y la mínima progresión del auto entre ambas sesiones propician un pequeño paso atrás en las aspiraciones del equipo de cara a este Gran Premio de Hungría.
Carlos Sainz tuvo realmente una complicada jornada de viernes en el Hungaroring. Sólido desde la sesión matutina de hoy, el piloto madrileño salvo a los de Maranello en estos primeros compases del fin de semana. Sin embargo, el número cincuentaicinco lanza una contundente petición de mejora a su equipo de cara a la clasificación de mañana si quieren luchar en por ser “los mejores del resto”.

“Ha sido un viernes complicado. Hemos tenido una primera sesión decente, pero la segunda fue más difícil. El monoplaza no se comporta peor, mientras el resto mejora, nosotros nos vamos quedando atrás. Esto es algo que debemos analizar de cara a mañana, cuando además hay alguna probabilidad de lluvia y las cosas podrían ponerse interesantes”, avisa Carlos Sainz tras un viernes complicado en Hungría.

Más complicado fue el viernes de un discreto Charles Leclerc que sufrió con el equilibrio de su Ferrari durante toda la jornada. Pese a ello, el piloto monegasco asegura haber cumplido con los parámetros de las simulaciones de clasificación y carrera, aunque también pide un paso adelante de cara a la importante sesión clasificatoria de este circuito en el que tan difícil es adelantarse en la pista.

“Ha sido un buen día, el programa transcurrió como esperábamos y estoy contento por cómo se comportó el auto. Las condiciones han sido difíciles, pero hemos hecho un buen trabajo en cuanto a simulación de clasificación y carrera. Ahora toca centrarse, sobre todo, en nuestro ritmo de clasificación. Será difícil adelantarse aquí, así que debemos ser un poco más fuertes el sábado”, declaro Charles Leclerc.
FCD-F1