El piloto holandés sigue teniendo molestias después del  accidente realmente fuerte que dejó su auto completamente destrozado. Habla sobre el reconocimiento médico al que se sometió en el propio circuito en un hospital cercano al trazado, confirmando que no tiene ningún tipo de lesión y que espera estar perfectamente para el Gran Premio de Hungría.

Comunicado de Max Verstappen.

“Max está relativamente bien después de su gran accidente. El piloto de Red Bull está todavía un poco dolorido, sobre todo en la parte superior del cuerpo, pero no tiene lesiones tras el accidente más grave de su trayectoria en Silverstone”.

“En la primera vuelta del Gran Premio de Gran Bretaña el piloto de Países Bajos estaba rueda a rueda con Hamilton en lucha por el liderazgo de la carrera. La lucha fue mal en la curva de Copse, en la que el británico chocó con su neumático delantero izquierdo en la rueda trasera derecha de Max en un intento de adelantarse”.

“El RB16B de Max lo toco y lo mandó hacia atrás hacia las barreras de neumáticos. Los comisarios decidieron que fue culpa de Hamilton, pero sólo lo sancionaron con una penalización  de diez segundos”.

“Mientras que Hamilton celebraba de forma triunfal su victoria delante de su público local, a Max se lo trasladó al hospital Coventry para hacerle más pruebas. Afortunadamente la tomografía axial y la resonancia magnética no revelaron ninguna lesión y alrededor de las diez de la noche a Max le dieron el alta”.

“El lunes por la mañana Max voló a casa con su padre, Jos, como estaba planeado, para seguir su recuperación. Max está bien y se siente muy bien, si tenemos en cuenta el duro impacto de 51G”.

“El RB16B está obviamente siniestro total, en total 7,5 toneladas de daños. Con el techo presupuestario actual de la Fórmula 1, esto es un gasto desagradable. La unidad de potencia se envió a Japón, donde Honda la examinará y verá si se puede salvar. Sólo se pueden usar tres motores durante esta temporada sin penalizaciones, esto puede ser otro contratiempo”