José María López se recuperó de un error en su primera vuelta rápida en la clasificación para conseguir la pole para la ronda del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA del domingo en Monza.

«Pechito» López se fue recto en la primera chicana en su primer intento, pero dos vueltas más tarde fue capaz de bajar a 1m35.899s en el Toyota GR010 Hybrid #7 para arrebatar la pole a su compañero de equipo Brendon Hartley.

El 1m35.961s de Hartley lo dejó a sólo seis centésimas del argentino, que ha sido el más rápido en todas las sesiones del fin de semana de Monza hasta ahora, y fue suficiente para la segunda posición.

«No es habitual ser el más rápido en todas las sesiones: Me sentía confiado, pero le puse un poco de suspenso», dijo López.

«Habíamos hablado con el equipo de que sólo íbamos a ir una vez, así que fui por todas y aún así he conseguido hacer la vuelta después de tres vueltas con los neumáticos».

Nicolas Lapierre se quedó a sólo dos décimas de López en el coche LMP1 de Alpine A480-Gisbon con una mejor vuelta de 1m36.121s.

El francés hizo un último intento de conseguir la pole después de que la sesión de 10 minutos fuera detenida con bandera roja cuando Stoffel Vandoorne estrelló su JOTA Oreca 07 de LMP2 en la salida de la segunda variante de Lesmo, pero no pudo mejorar su tiempo.

S.B