Helmut Marko afirmó que un movimiento de George Russell a Red Bull sería «digno de consideración» en caso de que se quede sin asiento en Mercedes para 2022.

Mercedes está estudiando quién será el compañero del siete veces campeón del mundo Lewis Hamilton en 2022, ya que el contrato de su actual compañero, Valtteri Bottas, vence a finales de año. La escudería alemana podría optar por mantener a Bottas –que ayudó al equipo a ganar cuatro campeonatos de Constructores desde que se unió a la escudería en 2017– o sustituirlo por Russell, que es el principal miembro de su programa junior y actualmente corre para Williams.

Russell reconoció que le gustaría firmar un contrato de varios años independientemente de dónde termine en 2022, habiendo impresionado durante todo su tiempo con Williams. Recientemente llevó al equipo británico a su primera aparición en la Q3 en casi tres años en el Gran Premio de Austria, y se perdió por poco los puntos.

Mercedes tomará una decisión entre Bottas y Russell en algún momento del verano. Hamilton firmó un nuevo contrato de dos años a principios de este mes, lo que lo vincula con el equipo hasta el final de 2023.

Si Mercedes optara por no promocionar a Russell y el británico se convirtiera en agente libre, Red Bull se interesaría por contratar al piloto británico, según el asesor del equipo, Helmut Marko.

Pero el austríaco subrayó que no creía que Mercedes cometiera el error de dejar marchar a Russell, por lo que la perspectiva de una aproximación por parte de Red Bull es muy poco probable. «Russell es ciertamente digno de consideración con las actuaciones que está mostrando ahora en Williams», aseguró Marko en una entrevista con la publicación Motorsport-Total.

«Lo único es que eso es muy utópico, porque si Mercedes lo deja marchar, sería un paso en falso tan grande que sinceramente no me lo puedo imaginar», agregó el directivo.

Marko añadió que suponía que Russell conducirá para Mercedes en 2022, y cuando se le preguntó si Red Bull haría una oferta de no ser así, respondió: «Si estoy informado correctamente, entonces eso no es relevante».

Russell ha sido parte del programa de jóvenes pilotos de Mercedes desde 2017, ganando los títulos de GP3 y Fórmula 2 bajo su ala antes de pasar a la F1 con Williams en 2019. Red Bull ya ha arrebatado anteriormente un piloto joven a Mercedes, cuando fichó a Max Verstappen allá por 2014.

Mercedes había querido mantener al actual líder del campeonato de pilotos, Verstappen, en las categorías inferiores al incorporarse a su programa, pero Red Bull estaba dispuesto a promoverlo directamente a un asiento de F1 para 2015. «Le ofrecimos a Max un asiento de Fórmula 1 directamente. Mercedes quería ponerlo en la Fórmula 2. Y creo que la familia Verstappen también encaja mucho mejor con Red Bull que con Mercedes», completó Marko.

S.B