Desde la Asociación Corredores Turismo Carretera lamentamos profundamente el fallecimiento de Rubén Gil Bicella, uno de los pilares de nuestra institución, a sus 78 años.

Rubén Norberto Gil Bicella anheló, desde sus inicios, formar parte de la historia de la categoría de automovilismo más importante del país. En la década del ´70 dio sus primeros pasos en el Turismo Carretera y entonces, y para siempre, selló su marca como piloto teceísta.

Como respetuoso compañero de pista, hábil piloto y excelente competidor empuñando el volante de un Turismo Carretera por más de diez años, y posteriormente como dirigente de raza, Rubén supo cómo dedicarle su vida entera a La Máxima.

Más de 50 años en la dirigencia de la Asociación Corredores Turismo Carretera en diversos cargos -fue Presidente en el año 2001- permitieron que su nombre propio se situé en el mismo escalafón que el de muchos ídolos e incansables trabajadores que solo deseaban ver al TC como lo que siempre fue: una pasión inherente al sentimiento de cada fanático y fanática del automovilismo.

La Comisión Directiva de la ACTC y el mundo del Turismo Carretera, al cual acompañó en cada paso de su inolvidable trayectoria, le envían sus más sinceras condolencias y su más sentido pésame a los familiares y amigos de Rubén, una persona que, sin lugar a dudas, será pieza importantísima de la historia de esta Institución.
ACTC