Tras el pedido realizado por Maverick Viñales, Yamaha acordó poner fin de manera anticipada al contrato de dos años que mantenía vigente. Actualmente en su quinta temporada juntos, ambas partes decidieron mutuamente tomar caminos separados después de este año.

Ambas partes se comprometieron a esforzarse al máximo en lo que queda de la temporada 2021 del MotoGP y terminar la relación con una nota alta. «Esta asociación ha sido muy importante para mí durante los últimos cinco años, y separarnos ha sido una decisión difícil. En estas temporadas juntos, hemos vivido tanto grandes logros como momentos difíciles. Sin embargo, el sentimiento que queda es de respeto y aprecio mutuos. Estoy plenamente comprometido y me esforzaré por conseguir los mejores resultados en lo que queda de temporada», aseguró Viñales.

Por su parte, el Director de Yamaha Motor Racing, Lin Jarvis, también se pronunció al respecto. «Es con tristeza que diremos adiós a Maverick a finales de año. Estamos en mitad de nuestra quinta temporada juntos y a lo largo de estos años hemos alcanzado muchos puntos altos, pero también hemos tenido que gestionar muchos momentos bajos. Después del GP de Alemania, que fue el fin de semana más difícil de nuestra relación, tuvimos importantes discusiones en Assen y llegamos a la conclusión de que, en interés de ambas partes, tomaríamos caminos separados en el futuro. Yamaha se esforzará al máximo, como siempre hemos hecho, para dar todo el apoyo a Maverick y terminar esta temporada de la mejor manera posible», afirmó.

S.B