Alpine consiguió su primera pole en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA en su segunda oportunidad en Portimão, superando a los dos Toyota en la clasificación del sábado.

Los equipos de LMP2 arrasaron en los entrenamientos de las 8 Horas de Portimão, pero los hipercoches se situaron a la cabeza cuando más importaba, con una diferencia entre las dos clases de casi nueve décimas de segundo en la clasificación.

Matthieu Vaxivière encabezó los tiempos en el A480-Gibson que compitió como Rebellion R-13 la temporada pasada, mejorando hasta 1:30.364 al final de la sesión.

Brendon Hartley saltó a la segunda posición en el Toyota #8 con su propio intento de última hora, relegando al Toyota #7 del argentino José María López, con Mike Conway al volante, a la tercera posición.

Tom Blomqvist fue el mejor piloto de LMP2 en la cuarta posición de la general con el JOTA Oreca 07 #28, 0.846s por debajo de Vaxiviere, mientras que su compañero de equipo António Félix da Costa clasificó a sólo 0.045s de distancia en la quinta posición con el auto que también maneja el mexicano Roberto González.

S.B