El Alpine F1 Team anotó ocho puntos en el Gran Premio de Azerbaiyán de 2021 gracias a unas impresionantes dos vueltas finales de Fernando Alonso que vieron al español escalar cuatro lugares para terminar sexto en la bandera a cuadros. Esteban Ocon se retiró tras sufrir una pérdida de potencia al principio de la carrera.

El piloto español produjo un brillante final -luego de un reinicio con partida detenida faltando sólo dos vueltas- que le permitió llevarse de Bakú su mejor resultado en la Fórmula 1 desde el Gran Premio de Australia en 2018.

Para el inicio de la carrera, Alonso y Ocon salieron bien de sus posiciones de largada y ambos pilotos ganando lugares durante los metros iniciales en una carrera pactada sobre una distancia de 306.049 kilómetros. Al final de la primera vuelta, Alonso estaba séptimo con su compañero de equipo justo fuera de los puntos en el undécimo.

Unas vueltas más tarde, el día de Esteban Ocon llegó a un final abrupto en la vuelta cuatro después de que sufriera una pérdida repentina de potencia que obligó a ingresar a boxes su A521 y retirarse de la carrera.

En el único auto que quedaba, Alonso fue uno de los primeros en cambiar  neumáticos y decidió entrar en boxes en la vuelta siete para calzar el compuesto duro que le permitiría girar más vueltas. La mayor parte de los rivales comenzó con neumáticos blandos y solo unas vueltas más tarde siguió su ejemplo, con el ordenamiento de la clasificación reacomodándose de manera permanente en esos giros, el español finalmente estabilizó su posición justo fuera de los diez primeros en el duodécimo lugar.

Luego entró en escena un oportuno Auto de Seguridad en la vuelta 31 -por el incidente de Lance Stroll en la recta principal-, que le permitió a Fernando Alonso entrar en boxes por neumáticos blandos nuevos una vez que se reabrió el pitlane.

Con caucho más fresco que los que estaban por delante, el piloto Alpine ganó algunos lugares y apuntó a los diez primeros puestos, pero no pudo avanzar sobre el McLaren de Daniel Ricciardo, que se mantenía en el décimo lugar. El resultado parecía establecido antes de que se ondeara una bandera roja por el despiste de Max Verstappen, llevando a todos los autos a boxes para lanzarse después y completar así las últimas dos vueltas a un sprint puro hasta la meta.

Después de un largo descanso, la carrera se reanudó con partida detenida. Equipado con neumáticos blandos, Alonso guardó lo mejor de sí hasta el final y realizó una clase magistral de conducción. Primero se abrió paso entre varios autos en la curva uno, antes de un valiente adelantamiento a Yuki Tsunoda por el exterior de la curva cinco para obtener la sexta posición final en el circuito de la ciudad de Bakú.

Esteban Ocon, comenzó P12, debió abandonar
“Se presentaron inconvenientes que nos complicaron, el auto perdió potencia y no quedó otra opción que retirarnos muy temprano. Tuvimos un buen comienzo y estaba delante de ambos McLaren y luchando con los que nos rodeaban. Estaba haciendo tranquilo mi carrera y me iba bien logrando el ritmo necesario para estar entre los diez primeros, ese ritmo que Fernando demostró en el final. Evidentemente no era nuestro fin de semana, eso está claro, pero pasaremos la página y esperamos con ansias el próximo el Gran Premio de Francia. Va a ser increíble para mí, no veo la hora de volver a correr allí».

Fernando Alonso, comenzó P8, terminó P6
“Estoy feliz por el equipo, cerramos una carrera en la que sacamos buenos puntos. Sentí que lo merecíamos después de un fin de semana desafiante. Las últimas vueltas fueron muy divertidas e intentamos atacar y ser agresivos para recuperar algunos lugares. El fin de semana fue bastante sólido para nosotros, pero nos faltó un poco de ritmo durante la carrera. Así que tenemos que revisar eso, pero estoy contento con el día al final y buscaremos llevar esto adelante a Francia».

Marcin Budkowski, Director Ejecutivo
“La carrera no empezó bien, Esteban tuvo que parar por un problema en la unidad de potencia y el ritmo de carrera de Fernando no fue competitivo, por lo que debemos entender las razones. En general, no fue una gran tarde, pero podemos estar satisfechos con el trabajo de nuestros pilotos a pesar de los problemas. Fernando realizó una tare emocionante después del reinicio final. Es positivo, reconfortante ver la calidad y la magia para recuperar tres posiciones y terminar sexto, lo que es una gran recompensa por el arduo trabajo de todos. Alonso está de vuelta en un estado muy competitivo y ahora tenemos que trabajar juntos para recuperar la forma en la próxima carrera en Francia».