McLaren dio la sorpresa en la jornada de ayer al anunciar una nueva decoración especial para el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Desde la pasada temporada, el equipo de Woking trabaja con la petrolera alemana, Gulf, la cual tiene una gran historia en el mundo de la competición gracias a sus decoraciones en coches de competición en diferentes categorías.

En el pasado, McLaren y Gulf han tuvieron muchos éxitos, sobre todo en el mundo de la resistencia, y ahora con esta nueva asociación entre ambas estructuras, el equipo británico quiere recordar esos años de gloria rememorando en su monoplaza una decoración especial que utilizarán exclusivamente en el Gran Premio de Mónaco. Los MCL35M dejan de lado su característico naranja papaya para pasar a lucir el azul y naranja de Gulf. Además, los pilotos también tendrán indumentarias especiales para la cita que se celebra este fin de semana.

“Éste será un homenaje de McLaren a los célebres colores de competición de Gulf. El azul de Gulf es una de las decoraciones automovilísticas más queridas y es una celebración de un elemento cultural que trasciende el mundo del automovilismo”, comenta Zak Brown, director ejecutivo de McLaren.

“La relación de Gulf y McLaren se remonta a 1968 y es una de las vinculaciones más exitosas en la historia del automovilismo. Estamos entusiasmados por rendir tributo a la historia de esta decoración clásica en el GP de Mónaco. Ha sido realmente especial ver la reacción a estos colores por parte de Lando, Daniel y el resto del equipo McLaren, y estamos encantados de poder enseñarlos a los aficionados. El azul y naranja de Gulf son icónicos, de modo que celebrar nuestro retorno a la Fórmula 1 y mostrarlos en Mónaco con McLaren es una gran celebración de nuestro lugar en la historia de este deporte”, añade Mike Jones, director ejecutivo de Gulf Oil.
DC-F1