Francesco Bagnaia y Valentino Rossi mostraron hoy las dos caras de la moneda en Jerez, pues mientras el de Ducati marcó el ritmo en los libres del GP de España de MotoGP, el de Yamaha Petronas pareció padecer en pista en una jornada para el olvido.

Con un giro de 1’37″209, Bagnaia estableció el mejor tiempo, mientras que «Il Dottore» cerró con el vigésimo primer registro en la clasificación combinada de ambas sesiones y terminó el día en el antepenúltimo puesto. Sensaciones encontradas le dejó la vuelta a la «escena del crimen» al ex campeón mundial español Marc Márquez, de gran tarea en la primera tanda y a quien parecieron sobrevolar los fantasmas de su accidente en el pasado GP de España por la tarde, cuando cerró con el decimosexto tiempo.
El francés Fabio Quartararo, líder del campeonato, completó la jornada con el segundo tiempo a bordo de su Yamaha oficial, ubicándose a 178 milésimas un Bagnaia que le apunta a la pole, como lo hizo en la primera del año en Qatar.
No pudo hacerlo en Portugal, en la tercera cita de la temporada, tras ser sancionado por no respetar la bandera amarilla, situación que favoreció a Quartararo, que partió en punta y terminó celebrando su segunda victoria del año.

Hoy, el francés precedió al español Aleix Espargaró, quien a bordo de una Aprilia se ubicó a 437 milésimas de Bagnaia y por delante del italiano Franco Morbidelli, compañero de equipo de Rossi que se ubicó a 495 milésimas del más veloz.
«Estoy contento. Esta es una pista donde Ducati por historia nunca anduvo bien. Por la mañana no me sentí cómodo, pero por la tarde logré ser rápido incluso con un neumático trasero duro y conseguí un gran tiempo en el último giro», comentó Bagnaia.
Diametralmente opuesto el ánimo de Rossi, quien el año entrante contará con equipo propio en la máxima categoría (VR46), y padeció en pista hoy, según confesó. «No logré jamás grip en la rueda trasera. Probé distintas variantes, pero no sabemos aún qué hacer para mejorar esta situación».
«Fue un día difícil. No logré una buena velocidad ni siquiera en la vuelta rápida, aunque el ritmo de competencia mejoró un poquito. No me consideraron una vuelta rápida porque cometí una infracción, pero hubiese trepado sólo tres o cuatro puestos», completó.

«No tengo idea de qué hacer para tener más grip y esto me complica bastante. Llegué a probar con dos motos distintas, pero las sensaciones eran similares. Deberé insistir mañana», completó «Il Dottore» al realizar su diagnóstico.
Un día complicado también para Marc Márquez, que a bordo de su Honda ilusionó por la mañana al lograr el tercer tiempo, pese a que mostró cierta inconsistencia en el largo aliento y por la tarde bajó mucho su rendimiento.
Márquez fue el único que no mejoró su registro en pista y al final de la sesión explicó: «Fuerzas no me faltan y en la primera tanda pude girar como quería. Si me falta un poco de resistencia y lo noté por la tarde. Por eso soy cauto».
E:MotoGP