La segunda fecha del calendario 2021 de la F1 regresará a las condiciones que se vieron en varias carreras del año pasado: sin público.

El Gran Premio de Bahréin permitió el acceso a público que cumpliera con las condiciones de haber sido vacunado o, en caso de haber padecido COVID-19, haber pasado por un periodo de recuperación en el que se considerara ya no fuera un punto de contagio. La Fórmula 1 señaló desde antes de arrancar la temporada que esperaban poco a poco ir normalizando la entrada de público a lo largo del calendario, apoyado por las estrategias de cada gobierno para reducir el número de contagios y también por la aplicación de las diversas vacunas contra el coronavirus.

Sin embargo, el Gran Premio de Emilia Romagna, segunda fecha del calendario, no contará con público según lo confirmó Stefano Bonaccini, presidente de la región de Emilia Romagna, en declaraciones recogidas por el diario italiano Corriere dello Sport tras una visita del funcionario al Hospital Maggiore de Parma. «El GP del próximo 18 de abril será a puertas cerradas, como el del pasado mes de noviembre», aseguró Bonaccini.

Italia decretó a mediados de marzo un confinamiento que estará válido durante el primer fin de semana de abril, correspondiente a la Semana Santa, una medida aprobada por el gobierno Mario Draghi ante un nuevo rebrote del COVID-19. La situación complicó la posibilidad de que Imola recibiera público dos semanas después de este cierre nacional.

El GP de Emilia Romagna entró en el calendario emergente en 2020 y, este año, vivió una situación similar ante la caída de Vietnam y China de la temporada. Con dos años consecutivos, Bonaccini espera que el circuito sea considerado para mantenerse en el 2022.

«Espero que sea la última vez sin público. Esperamos que el próximo año vuelva la Fórmula 1 y haya mucha gente, porque significa que hemos ganado el desafío”, finalizó el funcionario gubernamental.

S.B

Compartir