Que Marc Márquez va a estar el viernes de la próxima semana en el arranque del Mundial de MotoGP ya no lo duda nadie, y menos si se ve a la velocidad que quema las etapas en su rehabilitación, desde que recibió el alta, el piloto de Honda.

Si el pasado martes Marc completaba una jornada de test en el Circuit de Barcelona, este viernes el español salió a pista en el Circuito de Portimão, al sur de Portugal, al mando de una RC213V-S, una moto de serie de 215CV de potencia. El propio piloto de Cervera subió a sus redes este viernes un video en el trazado luso. «¡Seguimos! Día de Test en Portimão!», escribió Márquez acompañando a las imágenes.

Aunque por el momento no hay ningún comunicado oficial, todo apunta a que el seis veces campeón del MotoGP viajará a Doha el martes, para poder estar el jueves en la foto del inicio de la temporada de MotoGP. Y luego sí, el viernes, salir a disputar la primera tanda de entrenamientos del Gran Premio de Qatar.

S.B

Compartir