Marc Márquez viajó el sábado a Qatar para recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 que el Estado de Qatar, junto con Dorna Spors, ofreció a todos los miembros del MotoGP. El piloto de Honda llegó el sábado a Doha, se sometió a un test PCR y se encerró en el Hotel Ritz-Carlton a la espera del resultado.

El domingo a primera hora de la tarde, Márquez pudo recibir en un centro de convenciones de la capital qatarí, habilitado a tal efecto, la primera dosis de la vacuna para inmunizarse contra el virus. El mismo domingo por la noche, Marc viajó con su preparador y asistente, José Luis Martínez, y con su padre, Julià, de regreso a Barcelona, donde llegó al mediodía de este lunes.

En el aeropuerto de El Prat, el español atendió los micrófonos de Deportes Cuatro de España. «Toda la familia de MotoGP tuvo la oportunidad de poderse vacunar y creo que fue un gran trabajo de todo el campeonato. Lógicamente era voluntaria y yo escogí que sí, por eso viajé. De esta manera, cuando toque vacunar aquí en España, mi vacuna irá para otra personas», aseguró Marc.

Sobre las opciones de poder reaparecer desde el inicio del Mundial, que arranca el 28 de marzo en Qatar, el piloto de Cervera no cerró ninguna puerta. «No descarto estar en la primera carrera, pero tampoco aseguro nada porque en una recuperación siempre hay altibajos», señaló esperanzado.

Márquez se lesionó el 19 de julio de 2020 durante la carrera del Gran Premio de España, en Jerez, y desde entonces pasó tres veces por el quirófano, la última el 3 de diciembre.

Después de seis meses sin avanzar en su recuperación, desde enero el seis veces campeón de la categoría reina experimentó una enorme mejoría y la pasada semana, tras atravesar una nueva revisión médica y recibir el alta para poder subirse a una moto, Marc subió a sus redes un vídeo en el que pilotaba una pequeña máquina en el Circuit de Alcarràs de España.

En tanto, este martes, Márquez estuvo probando con la RC213V en el Circuit de Barcelona-Catalunya. El octocampeón estuvo con su equipo en el trazado catalán, donde usó una moto de calle de Honda con una potencia de 215 CV a 10.500 rpm y un peso de 160 kilos.

Esto es, ha manejado una moto más parecida a la MotoGP con la que espera volver cuanto antes. Es evidente que cada vez queda menos. El ilerdense va quemando etapas y se lo ve lanzado en pos de su objetivo.

Así las cosas, Márquez volverá a Qatar en las próximas semanas para recibir la segunda dosis de la vacuna y, muy posiblemente, para reaparecer en el Mundial del MotoGP.

S.B

Compartir