El MotoGP cuenta con la presencia de Marc Márquez para la primera fecha de la temporada en el Gran Premio de Qatar. El octocampeón se va recuperando poco a poco de su lesión en el brazo derecho, donde fue operado tres veces desde que se cayó en la primera carrera del campeonato 2020 disputada en Jerez.

El de Cervera tiene en mente poder estar en la cita del próximo 28 de marzo, aunque todavía hay dudas razonables sobre su regreso a los circuitos. Y más teniendo en cuenta lo que pasó tras sufrir una fractura en el húmero del brazo diestro.

El español volvió de forma precipitada y lo pagó muy caro. Hasta el momento momento, Marc no pudo estar presente en los test iniciales, pero eso no quiere decir que los médicos no le den el deseado alta para que pueda estar en el arranque del certamen venidero.

Márquez, que fue incluido en la lista provisional de pilotos que tomarán partida en la prueba inaugural de 2021, recalcó que cada vez se ve mejor, aunque advirtió que no irá «directamente con una MotoGP». Su plan está en probar primero con una moto más pequeña y, en caso de que la sensaciones en el brazo dañado sean buenas, dar un paso más con una moto de calle, probablemente una CBR 1000.

S.B

Compartir