Fabio Quartararo y Jack Miller dieron un paso al frente este domingo para comenzar a escribir las primeras páginas ilusionantes de sus nuevas etapas en sus respectivos nuevos equipos, Monster Energy Yamaha MotoGP y Ducati Lenovo Team. Bajo unas mejores condiciones de viento que las que imperaron en las jornadas previas, ‘El Diablo’, con un tiempo de 1:53.940, finalizó como el más rápido del segundo día de actividad del Test Oficial de Qatar celebrado en el Circuito Internacional de Losail.

El francés, único piloto en bajar de 1:54, apretó en el tramo final y marcó su mejor crono a falta de media hora para la conclusión de la sesión. Un tiempo que, a la postre, le permitiría superar por apenas 77 milésimas a un Miller que también comienza a sacar el máximo partido de su nuevo ciclo en el equipo de fábrica de Ducati. Quartararo ya reveló el sábado que Yamaha tiene previsto testear un nuevo chasis y este domingo los pilotos de la marca de los diapasones probaron un basculante de carbono y nuevas piezas.

El francés sabe que necesita rodaje para ser tan competitivo como siempre a una vuelta, pero, como Miller, ya vuelve a dejar huella. El australiano, por cierto, siguió incidiendo en la nueva aerodinámica junto a su compañero, Francesco Bagnaia, y el probador de Ducati, Michele Pirro. En todo caso, tanto Quartararo como ‘Jackass’ acapararon buena parte de los focos por sus competitivos registros, pero tuvieron que compartir protagonismo con otros pilotos que están dando mucho que hablar en Losail, como es el caso de un impresionante Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini).

Tras reservarse durante el Shakedown y liderar la primera jornada del Test Oficial, el de Granollers volvió a auparse al Top 3 al finalizar a apenas dos décimas de los más rápidos, sacando el máximo partido de su completamente renovada RS-GP y al batir por una sola milésima a Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT). Además, también tuvo la oportunidad de protagonizar un ‘long run’ para evaluar las sensaciones en carrera. Un gran balance que confirma que el gran papel de la primera jornada no era, ni de lejos, un simple espejismo. El nuevo proyecto de Aprilia va tomando cuerpo y la nueva moto sigue dejando muy buenas sensaciones tras nuevas pruebas.

Aleix, además, fue el piloto que mayor rodaje acumuló en pista este domingo con un total de 69 giros, 3 más que un Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) que finalizó 7º y 6 más que el propio Morbidelli. Con Yamaha, Ducati y Aprilia en las primeras posiciones de la tabla de tiempos, el Top 5 lo cerró Honda de la mano del probador Stefan Bradl, que sigue aprovechando al máximo su oportunidad al tiempo que testea un dispositivo ‘holeshot’ delantero y 3 diferentes chasis de una RC213V que también comienza a domar con mucho estilo el nuevo fichaje del Repsol Honda Team, Pol Espargaró, 12º este domingo tras completar 62 vueltas. Ambos incidieron en la aerodinámica y los 4 representantes de Honda dispusieron del nuevo carenado en varios momentos de la jornada.

El que tampoco pierde el tiempo es Johann Zarco. Tras ascender meritoriamente al Pramac Racing, el francés sigue dando pasos firmes con su Desmosedici GP y se quedó cerca del Top 5 tras batir por 39 milésimas a Viñales. El pack de pilotos de Yamaha, al margen del equipo de pruebas integrado por Cal Crutchlow, lo completó Valentino Rossi (Petronas Yamaha SRT), que en esta ocasión tan solo pudo completar el Top 20 de la tabla de tiempos, sin perder, eso sí, un ápice de optimismo tras numerosas pruebas. Más allá de los registros, Maverick siguió quemando etapas en su búsqueda por apuntalar sus sensaciones con el grip trasero. Como nota negativa, el de Roses se fue al suelo en la curva 2, mismo punto en el que también sucumbió Crutchlow.

Suzuki, por su parte, también se coló en el Top 10 para mantener la consistencia exhibida el pasado curso. Considerada por muchos la moto a batir, la GSX-RR de Joan Mir y Alex Rins volvió a estar a la altura para permitir a ambos codearse con los más rápidos de la parrilla. El vigente campeón mundial fue 8º, mientras que su compañero Rins, que testeó un nuevo basculante que estabiliza más la moto, cerró el Top 10. El catalán, además, pudo degustar el motor 2022 que ya testeado el probador Sylvain Guintoli y apunta maneras en términos de velocidad punta. Suzuki es otro de los 5 fabricantes que ha llevado un ‘holeshot’ frontal a Losail. Además, el constructor de Hamamatsu tiene previsto un nuevo chasis, así como nuevas piezas. De momento, en todo caso, la vida sigue igual para Mir y Rins. Y eso es una gran noticia. Entre ambos se coló una nueva Ducati, en este caso la del compañero de Miller, ‘Pecco’ Bagnaia.

A las puertas del Top 10 finalizó Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing) como mejor representante de KTM en un día en el que la fábrica austríaca testeó un nuevo carenado más estrecho que dejó buenas sensaciones. Tras él finalizó Pol Espargaró y un Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) que testeó la última versión del carenado de la RC213V. El japonés fue seguido en la tabla por su nuevo compañero, Alex Márquez (LCR Honda Castrol), que sufrió una caída en la curva 2 mientras rodaba con una moto con el chasis antiguo. El de Cervera también se fue al suelo en la 16 y, como nota positiva, también tuvo la oportunidad de probar el nuevo chasis con refuerzo de carbono.

Más atrás, concretamente 16º, finalizó Enea Bastianini (Avintia Esponsorama) como el mejor de los rookies, seguido, acto seguido, por el resto de los pilotos de primer año: Lorenzo Savadori (Aprilia Racing Team Gresini) y los otros dos rookies de Ducati, Luca Marini (SKY VR46 Avintia) y Jorge Martín (Pramac Racing), que ha sufrido su tercera caída en 3 días, en este caso en la curva 16. Con Rossi cerrando el Top 20, también acabaron por detrás la dupla del Tech3 formada por Danilo Petrucci e Iker Lecuona, así como la RC16 de Brad Binder en una jornada de muchas pruebas para KTM en la que se estrenó un nuevo carenado. Binder, en particular, sufrió un par de caídas al final de la jornada que limitaron su posición en la tabla.

S.B

Compartir