Día grande en el Circuito Internacional de Losail. Después de una primera toma de contacto para abrir el apetito con rookies y probadores durante el Shakedown celebrado el viernes, el gran grueso de la grilla salió a pista este sábado en la primera jornada del Test Oficial de Qatar. Un primer día que sirvió para ver a numerosas estrellas con sus nuevos colores y, al mismo tiempo, para confirmar el paso adelante experimentado por Aprilia con su nueva RS-GP, tal y como puso de manifiesto Aleix Espargaró al finalizar en cabeza con un tiempo de 1:54.687.

Con su registro, Aleix batió por más de dos décimas a un Stefan Bradl que se había convertido en el referente en la jornada de Shakedown. En ambos casos, eso sí, el viento ha estado muy presente en pista, aunque el día anterior las ráfagas condicionaron más el rodaje de los pilotos por la mayor presencia de polvo y arena sobre el asfalto. A un par de horas de finalizar la sesión, las condiciones mejoraron notablemente. Un punto esperanzador de cara a los próximos días de actividad en la pista catarí.

En cualquier caso, el liderazgo de Aleix evidencia el buen ‘feeling’ en torno a la nueva máquina de Aprilia, que cuenta con un paquete completamente nuevo. Ello incluye una importante actualización del motor, así como novedades de peso en el chasis, los escapes y un renovado basculante de carbono. Además, el constructor de Noale también está testeando dos versiones de diseños aerodinámicos para sacar el mayor partido a su nueva máquina y Aleix pudo trabajar con el nuevo dispositivo ‘holeshot’ trasero y delantero. Tras el de Granollers y el entonado Bradl, que está trabajando con hasta 3 chasis distintos, el tercer mejor tiempo del día fue para el vigente campeón mundial de la clase reina, Joan Mir.

El probador de Suzuki Takuya Tsuda volvió a marcar el camino a primera hora de la jornada con la GSX-RR y tanto Mir como su compañero, Álex Rins, se reservaron para salir a pista una vez cumplido el ecuador de la jornada. Sin embargo, dicha circunstancia no condicionó su competitividad respecto al resto de la parrilla. Todo lo contrario. Mir se acabó adjudicando el tercer mejor tiempo a 37 milésimas de Bradl y 42 por delante de un Jack Miller que ya brilla con el equipo de fábrica del constructor de Borgo Panigale y que tuvo la oportunidad de probar un nuevo diseño aerodinámico junto a su compañero Bagnaia. El probador Michele Pirro también trabajó con insistencia en ese campo, ya que, entre otros matices, Ducati también cuenta con una ‘salad box’ ligeramente distinta a la del pasado curso.

Más allá de su conocimiento de la Desmosedici GP, Miller también se benefició de la velocidad punta de su máquina, ya que el resto de los pilotos de Ducati, a excepción de Luca Marini lograron rebasar la barrera de los 340 km/h. El que también certificó un enorme dominio de su moto en su estreno con el equipo de fábrica fue Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing) para completar el Top 5 del día por delante de un Johann Zarco con ilusiones renovadas.

Tras el francés finalizó la primera de las Yamaha, en este caso pilotada por Franco Morbidelli. El italiano rodó un total de 61 vueltas y fue, junto a su compatriota Danilo Petrucci, Fabio Quartararo y Pol Espargaró uno de los 4 pilotos que acumuló, al menos, 60 giros sobre el trazado de Losail. ‘El Diablo’, con 69, fue el que más vueltas completó, por 68 de un ‘Polyccio’ que comenzó a exprimir el potencial de su RC213V.

El buen trabajo de Mir con Suzuki lo complementó, una vez más, su compañero Rins. El catalán finalizó 8º al clasificarse por delante de otros dos compatriotas que cerraron el Top 10 del primer día: Maverick Viñales y Álex Márquez. El de Roses ganó el primer asalto a su nuevo compañero, mientras que el de Cervera empezó a aclimatarse a su nuevo equipo codeándose con los mejores a pesar de una caída matinal sin consecuencias físicas en la última curva cuando completaba sus primeras vueltas. Su RC213V, eso sí, quedó ligeramente dañada.

Por detrás del menor de los Márquez se clasificó 11º su compañero, Takaaki Nakagami. Ambos lucieron escapes diferentes y el japonés fue seguido en la tabla por un Brad Binder que se fue al suelo en la segunda curva cumplido el ecuador de la jornada. El sudafricano se quedó a casi medio segundo de su compañero Oliveira en una primera tanda de pruebas en la que Petrucci, su compañero, Iker Lecuona, y el probador Dani Pedrosa también fueron muy madrugadores en pista para tratar de seguir apuntalando el creciente proyecto de KTM en la categoría reina. El MotoGP Legend, además, giró con una RC16 equipada con un nuevo chasis, un colín renovado y también un nuevo escape.

El que también sufrió una caída en el tramo inicial de la jornada fue Francesco Bagnaia. En su caso, ‘Pecco’ se fue al suelo en la tercera curva, la misma en la que el día anterior también sucumbió Jorge Martín, el mejor de los rookies este sábado tras finalizar 18º tras ‘Polyccio’ y justo por delante de Lorenzo Savadori. En tanto, Enea Bastianini cerró el Top 20, mientras que Marini se tuvo que conformar con ser 24º tras Lecuona y Petrucci.

Pero más allá de los registros, en cierto modo condicionados por el viento, la jornada también sirvió para ver en acción a numerosos pilotos con sus nuevos colores. Uno de los que más llamó la atención fue, lógicamente, Valentino Rossi. En sus primeros pasos con la estructura malasia, el ‘Doctor’ finalizó 14º justo por delante de su sucesor en el equipo de fábrica, Fabio Quartararo. ‘Vale’ llegó a copar los mejores tiempos durante buena parte de la jornada y completó un total de 54 giros. Un rendimiento esperanzador en los albores de su nuevo ciclo con Petronas. En Yamaha, además, el trabajo de los pilotos permanentes fue complementado a la perfección, una vez más, por los probadores, tanto el recién llegado Cal Crutchlow como Katsuyuki Nakasuga y Kohta Nozane.

S.B

Compartir