Williams presentó su nuevo auto para la temporada 2021 de la Fórmula 1, y la icónica escudería británica comentó que la nueva decoración del FW43B «captura el espíritu del pasado del equipo».

Después de más de 40 años bajo la dirección del fundador Sir Frank Williams, el equipo fue vendido el año pasado a la firma de inversiones Dorilton Capital, que ahora se está embarcando en su primera temporada completa a cargo.

Pero los nuevos propietarios no tienen prisa por dejar atrás el pasado enormemente exitoso del equipo en lo que respecta al aspecto del FW43B, que, según las regulaciones introducidas para ayudar a los equipos a hacer frente a los efectos de la pandemia de Covid-19, trasladan muchas piezas del FW43 del año pasado. «La nueva apariencia captura el espíritu del pasado del equipo, la transformación presente y su impulso hacia las ambiciones futuras mientras se dirige a su primera temporada completa de propiedad bajo Dorilton Capital», señaló el equipo en un comunicado el viernes.

«Si bien es evolutivo en el aspecto técnico debido a las regulaciones, de ahí la designación FW43B en lugar del FW44, el auto 2021 correrá con una nueva identidad visual luciendo una decoración inspirada en los autos conquistadores de Williams de las décadas de 1980 y 1990, combinando acentos azules, blancos y amarillos», añadieron desde la escudería.

Hablando por primera vez como CEO de Williams Racing, Jost Capito, se pronunció al respecto. «Williams Racing es un ícono deportivo, y un equipo que se ha forjado una reputación de éxito a través de pura determinación y agallas entrelazadas con innovación, apasionado y hábil arte de carreras, y un deseo absoluto de ganar», aseguró.

«Los altibajos son típicos en el viaje de cualquier marca deportiva establecida desde hace mucho tiempo y el éxito histórico puede ser un gran motivador, pero no se puede confiar en él para definir el éxito futuro en la era moderna de la F1. Por lo tanto, hemos creado una nueva decoración para el auto 2021; uno que reconoce nuestro increíble pasado y conserva el espíritu, el impulso y la motivación que permanece en el núcleo del ADN de Williams, pero mira hacia el futuro y señala nuestra ambición a largo plazo de volver al frente de la grilla. Si bien apenas estamos comenzando este viaje y todavía hay mucho trabajo por hacer, estamos felices de ver el impulso en la dirección correcta y esperamos continuar ese progreso en la pista esta temporada», agregó Capito.

El nuevo coche, que ya completó un shakedown en Silverstone, será manejado de nuevo esta temporada por el británico George Russell y por el canadiense Nicholas Latifi.

Simon Roberts, quien asumió el cargo de director del equipo, inicialmente de manera interina luego de la partida de Sir Frank y Claire Williams el año pasado, continuará en ese cargo este año; mientras que el ex piloto de Williams y campeón mundial de 2009, Jenson Button, también se reincorporó al equipo, en una función de Asesor Senior.

Williams anunció a principios de esta semana que Jack Aitken, quien hizo su debut en F1 en el Gran Premio de Sakhir del año pasado mientras reemplazaba a Russell, quien a su vez sustituía a Lewis Hamilton en Mercedes, se mantendrá como piloto de reserva; mientras que la británica Jamie Chadwick, campeona de la W Series en 2019, también se mantiene en un papel de desarrollo.

S.B

Compartir