La temporada 2021 de MotoGP arranca sobre el asfalto del Circuito de Losail, en Qatar, para el Aprilia Racing Team Gresini. Unas horas antes de salir a la pista para las primeras pruebas oficiales, todo el equipo italiano dio a conocer la nueva arma de Noale, una renovada RS-GP, con un pensamiento sincero y conmovedor a Fausto Gresini, que ha estado en este proyecto desde su debut en 2015.

Para quitar los velos del nuevo V4 fueron Aleix Espargaró y Lorenzo Savadori, la pareja de pilotos que serán los encargados de traer el nuevo prototipo a carrera. Una moto que representa la evolución natural del proyecto 2020, un nuevo comienzo condicionado el año pasado por el estallido de la pandemia de Covid-19, que frenó la primera y fundamental fase de desarrollo.

Pero durante el invierno, los ingenieros y técnicos del departamento de carreras pudieron trabajar duro, con el objetivo de mantener los puntos fuertes mostrados durante la última temporada e implementar importantes innovaciones. Algunos de ellos son bastante evidentes, como la aerodinámica rediseñada y más eficiente o el basculante de carbono. Otros, como es habitual, se esconden «bajo la manga».

«Puede parecer trivial, pero siempre estoy emocionado al comienzo de una nueva temporada. Estoy a punto de comenzar mi quinto año con Aprilia, un equipo que ahora es una segunda familia. De hecho, no veo la hora de volver a trabajar con ellos. El primer contacto con la nueva RS-GP fue positivo, los muchachos trabajaron duro durante el invierno pero todavía queda un largo camino por recorrer. Nos espera un campeonato exigente, lleno de compromisos, donde la forma física y mental debe estar siempre al más alto nivel. Estoy más preparado que nunca», aseguró Espargaró.

Por su parte, Savadori también se pronunció al respecto. «Sólo puedo agradecer a Aprilia esta gran oportunidad. Sé que tengo mucho que aprender, la categoría es desafiante y todavía nueva para mí. Las pruebas y carreras del año pasado me permitieron comenzar a ganar confianza con esta moto y estos neumáticos, pero es sólo un punto de partida con mucho margen de mejora. Intentaré transformar el dolor generado por la desaparición de Fausto, una persona que creía mucho en mí, en energía positiva. Su determinación y sus enseñanzas me acompañarán en esta nueva etapa de mi carrera», sostuvo.

S.B

Compartir