Después de una última temporada atípica, tanto dentro como fuera de la pista, el Campeonato del Mundo de MotoGP se presenta como la oportunidad de crecerse ante la adversidad y seguir adelante. Con un complicado 2020 a sus espaldas, el Repsol Honda Team también quiere dar vuelta la página y demostrar que está preparado para cualquier desafío.

A Marc Márquez lo acompañará Pol Espargaró, recién llegado de su mejor temporada en la categoría reina hasta la fecha. Ambos crecieron juntos en las carreras, luchando desde los campeonatos nacionales en España hasta la máxima divisional del motociclismo, y acumulan 446 largadas en el Campeonato del Mundo, 184 podios, 109 poles y 97 victorias.

Con el mundo todavía peleando para superar la pandemia del COVID-19, el Repsol Honda Team lanzó su desafío 2021 con una presentación totalmente online por primera vez en la historia de Honda. Un nuevo estilo de presentación para encarar un año que se presenta plagado de nuevos retos.

El Campeón del Mundo de Moto2 de 2013, Pol Espargaró, cumplirá en 2021 el sueño de toda una vida al vestir los colores del Repsol Honda Team arriba de la Honda RC213V oficial. Con más de 100 carreras en la categoría reina, el español de 29 años se encuentra entre los más experimentados del MotoGP y llega en el mejor momento de su campaña deportiva. Luchando hasta ser 5º en la clasificación del Campeonato del Mundo, con 5 podios y dos poles, Pol aporta al equipo no sólo experiencia, sino también la llama de la pasión para triunfar.

Para Márquez, la temporada 2021 supone un nuevo comienzo, ya que está preparado para volver de la lesión sufrida en Jerez que sentenció su última campaña. Centrado exclusivamente en su recuperación de la fractura del húmero derecho, el ocho veces Campeón del Mundo estuvo trabajando con constancia para volver a su mejor nivel y regresar con fuerza en la temporada 2021. El espíritu de un campeón impulsa a Márquez a triunfar en todo lo que hace.

El icónico diseño del Repsol Honda Team será otra constante en 2021, ya que Repsol y Honda continúan su asociación de más de un cuarto de siglo. Con 180 victorias y 447 podios en la categoría reina, y 15 Campeonatos del Mundo, la alianza es sin duda la más laureada en el Mundial y está decidida a volver a estos niveles de éxito.

«Después de un largo tiempo de ausencia ha sido agradable volver a ver mi moto y ponerme el buzo. 2020 fue un año difícil para todos y especialmente para mí con la lesión y viendo las carreras desde casa. Pero seguí trabajando con los médicos, con mi equipo y conmigo mismo para recuperarme y volver al MotoGP. Por supuesto, me hubiera gustado volver antes, pero es muy importante escuchar a los médicos y a mi cuerpo hasta que esté completamente en forma. Imagino que el mejor regreso es empezar a manejar de nuevo la moto y ser el mismo, pero será difícil estar así. Pero ya veremos si hace falta una carrera, dos carreras o media temporada para ser el mismo Marc», explicó el ocho veces campeón del mundo.

Por su parte, Espargaró también contó sus expectativas. «La espera de esta temporada ha sido una de las más emocionantes de mi carrera, fue como esperar mi primera temporada o mi debut en MotoGP. Correr para el Repsol Honda Team es el sueño de cualquier piloto y algo de lo que sentirse realmente orgulloso. Cada pocas semanas he dado un paso más, viendo la moto en mi casa, ya con el buzo puesto. El último paso es subirme a la RC213V por primera vez en Qatar, esta ilusión me está motivando para entrenar más y estar lo mejor posible para el Mundial de 2021. Estoy aquí en el Repsol Honda Team para conseguir éxitos y luchar en lo más alto, ese es el objetivo para 2021», aseguró.

S.B

Compartir