Takaaki Nakagami aspira a vivir en 2021 su mejor temporada en el Campeonato del Mundo de MotoGP. En el que será su cuarto certamen dentro de la categoría reina, el japonés quiere trabajar sobre las interesantes bases que sentó en 2020, cuando finalizó en el top 10 de la general en un año muy consistente.

Con el deseo de abrir su casillero de podios e, incluso, de victorias después de demostrar el año pasado su capacidad para codearse con los mejores y lograr pole positions como la obtenida en el GP de Teruel, Nakagami exhibió sus expectativas en el acto de presentación del LCR Honda Idemitsu de su proyecto 2021.

Como ya viene siendo habitual desde que LCR pasó de una a dos motos en MotoGP, la decoración de las RC213V son diferentes por una cuestión de patrocinadores. Si el viernes se había visto el espectacular colorido de la moto de Álex Márquez, este sábado el diseño descubierto por Taka es más continuista y sobrio.

Para esta nueva temporada, el nipón contará con idéntico material que su compañero de equipo, el mismo que tendrán en el equipo oficial el propio Marc Márquez y Pol Espargaró, la moto 2020 (las evoluciones están congeladas), dando un salto también Nakagami en ese sentido, ya que el año pasado tenía una moto de 2019 que fue mejorada en la segunda mitad del campeonato.

S.B

Compartir