El Equipo Chevrolet YPF realizó una prueba aerodinámica en el Autódromo Ciudad de Rafaela en la previa a lo que serán las últimas dos fechas de la temporada 2020 del campeonato Argentino de Súper TC2000. Para la estructura que representa a General Motors fue el segundo ensayo de esta índole que llevaron a cabo en el presente calendario.

Con vista a lo que será la definición del torneo en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, la escuadra que dirige técnicamente Alberto Canapino se dio cita en el trazado santafesino con sus Chevrolet Cruze. Agustín Canapino trabajó sobre auto, mientras que su hermano Matías hizo lo propio en el de Bernardo Llaver.

Una vez finalizada la jornada, Guillermo Cruzzetti brindó las primeras conclusiones. «Cada vez que uno viene a probar a Rafaela cuestiones aerodinámicas sobre estos autos y con este nuevo reglamento se descubren nuevas cosas. También teníamos previsto el ensayo porque se iba a correr en el circuito número 12, que es netamente de alta velocidad. A pesar del cambio de escenario, decidimos mantener el test y aprovecharla para conocer distintas variables del Cruze», remarcó.

«Trabajamos en las posiciones del alerón respecto de la carrocería, también analizamos unas modificaciones de ventilación obligatoria que se hicieron para el intercooler y en el vano motor. Son cuestiones que debíamos testearla y probarlas mano a mano en distintas condiciones para estar seguro que uno trata de estar lo mejor posible», amplió Cruzzetti.

Vale recordar que el equipo Chevrolet agotó sus pruebas de esta temporada, ya que el 17 de noviembre había visitado por primera vez el escenario rafaelino y el 5 de enero consumó su prueba anual de pista en el Autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia.

S.B

Compartir